Ciudad de México.- El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, insistió en que “no hay duda de que la epidemia va a la baja”, con un descenso continuo desde hace siete semanas, aunque ayer presentó 217 nuevas muertes y un total de 70 mil 821 defunciones en lo que va de la transmisión del COVID-19, además de otros 4 mil 408 contagios y un acumulado de 668 mil 381.

Por lo anterior, sostuvo que no responderá a las denuncias y críticas de los partidos políticos de oposición, porque son hoy temas de política electoral en las que no se meterá.

“Yo no me meto en política electoral, cualquier partido político tiene derecho a expresarse o a hacer acciones según corresponda y se apegue a la ley. No hay duda que en periodos preelectorales los partidos políticos tienen la necesidad de mostrar que están activos y que tienen alguna función pública que la sociedad pudiera apreciar”, dijo.

Cuestionado sobre las denuncias penales “por negligencia” del PAN, PRD y MC, sólo comentó que “adelante, que todo mundo actúe según su conciencia y ojalá que sea para el bien público”.

Sobre el semáforo epidémico para la próxima semana, recordó que ya 22 estados estarán en naranja y ocho en amarillo, y expuso que de las 32 entidades, sólo siete no redujeron sus casos y que 25 están ya en fase de descenso en las últimas semanas.