México.– Por motivos de seguridad, la Cruz Roja de Salamanca, Guanajuato, cerró sus puertas y suspendió servicios de emergencia hasta nuevo aviso. Esto, luego de que ayer un grupo de personas armadas privó de su libertad a un hombre herido cuando era trasladado al hospital en una ambulancia de la institución médica.

El anuncio se hace un contexto de extrema violencia. Durante los primeros dos meses del año, el municipio encabezó, junto con Irapuato, la lista de las ciudades de la entidad con más homicidios cometidos con armas de fuego.

La Cruz Roja informó a través de un comunicado que no brindará servicio médico en sus instalaciones ni se atenderán urgencias con las ambulancias en dicho municipio.

Ayer, paramédicos de la Cruz Roja llevaban en la ambulancia a un hombre herido, pero en la colonia El Deportivo un vehículo les cerró el paso. Sujetos armados se aproximaron para bajar al lesionado, obligándolo a subir a su unidad y escapar. Los socorristas resultaron ilesos.

Momentos antes, la víctima había sido atacada a balazos por dos sujetos que lo interceptaron cuando conducía un vehículo rojo con placas del Estado de México, por la Avenida del Trabajo, casi esquina con la calle Margarita Maza de Juárez de la colonia San Roque.