Ciudad de México.- El tercer eclipse penumbral del año, conocido alrededor del mundo como la última luna de primavera, luna de fresa o luna de miel será también el primero que podrá verse desde México, además de otras partes del continente americano.

En esta ocasión, el eclipse penumbral sucederá la noche del 4 de julio y podrá ser vista desde el suroeste de Europa, África y América, pero muy en particular, desde México, según el sitio especializado en eclipses de la NASA.

De acuerdo con la agencia estadounidense, la luna aparecerá llena durante unos tres días alrededor del eclipse, desde el viernes por la noche hasta el lunes por la mañana, haciendo de este un fin de semana de luna llena.

En México, el eclipse dará inicio a las 22:07 horas, pero el momento clave para observar el fenómeno será en punto de las 23:30 horas; mientras que su final llegará cerca de las 00:52 horas de la madrugada del 5 de julio, hora de la capital nacional, de acuerdo con la agencia estadounidense, consultada por Reporte Índigo.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) explicó que un eclipse penumbral se produce cuando la Luna pasa a través de la pálida periferia de la sombra de la Tierra; sin embargo, es tan sutil que es muy difícil que el ojo desnudo note que está ocurriendo un eclipse.

Lamentablemente, este ligero oscurecimiento de una parte de la Luna podría ser difícil o imposible de percibir sin instrumentación, de acuerdo con el artículo de Solar System Exploration de Gordon Johnston, ejecutivo del programa en la Dirección de Misiones Científicas en la sede de la NASA, consultado por National Greographic.

Aunque se recomienda el uso de telescopios o binoculares, el efecto puede verse a simple vista si se le pone atención al cambio de iluminación del satélite. Otro tipo de protección ocular tampoco será necesario.

El primero tuvo lugar el 10 de enero y hubo otro el 5 de junio. Ninguno fue visible desde territorio Azteca. Donde sí pudo apreciarse fue en lugares como Brasil, Argentina, Chile, Europa, África, Asia y Oceanía.

Sin embargo, el eclipse de este mes no será la última oportunidad que tendremos para verlo, pues habrá otro el 30 de noviembre que podrá apreciarse desde Asia, Australia y América.