Ciudad de México.-Un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego (EU.) han creado una fórmula para determinar con mayor precisión las correspondencias de edad entre los humanos y los perros basándose en los cambios en el ADN con el tiempo.

El nuevo método echa por tierra la idea de una comparación lineal en la que un año humano es igual a siete años caninos, de acuerdo a un estudio publicado este jueves en Cell Systems.

Por medio de una técnica conocida como secuenciación de oligocaptura, los científicos analizaron los cambios moleculares en el ADN de 104 perros de raza labrador retriever, particularmente en "los patrones de cambio en la metilación" del genoma —los cambios químicos que influyen en la capacidad de un gen de expresarse y generar proteínas— con lo que fueron capaces de desarrollar un nuevo reloj epigenético que permite calcular con mayor precisión la tasa de envejecimiento canino.

Como resultado del análisis, los académicos pudieron determinar que el ritmo de envejecimiento de los perros es mucho más rápido que el de los humanos, especialmente durante los primeros años de vida. Sin embargo, al alcanzar la madurez este ritmo se ralentiza.

Como resultado del análisis, los académicos pudieron determinar que el ritmo de envejecimiento de los perros es mucho más rápido que el de los humanos, especialmente durante los primeros años de vida. Sin embargo, al alcanzar la madurez este ritmo se ralentiza.