México.- En tiempos de confinamiento tenemos más tiempo de hacer aseo en nuestras casas como sacudir los muebles, remendar ropa, limpiar calzado y por supuesto trapear y barrer.

Se dice que en los mexicas, las escobas estaban en su ADN como un acto cultural. De acuerdo a la periodista Katherine Ashenburg, la cultura mexica tenía buenos hábitos de limpieza, como el baño diario, lavar la ropa, cuidado de dientes y barrer todas las mañanas afuera de sus casas y los espacios públicos sagrados de Tenochtitlán.

Por eso no es de extrañar que todavía en algunos pueblos mexicanos se conserve esta tradición de barrer el patio y la calle (aunque no seamos muy buenos para separar y tirar la basura).

Las escobas tradicionales de México están hechas de palma que sirven para barrer el suelo interior de las casas, aunque este tipo de escoba ya está cada vez más en desuso, en su lugar ha ido ganando lugar el cepillo con cerda sintética, sobre todo, por su bajo costo, a diferencia de las escobas de palma artesanales que pueden llegar a costar hasta 600 pesos, los cepillos se pueden encontrar hasta en 30 pesos.

Otra escoba muy utilizada para el barrido de calles, son las escobas de vara. Cientos de trabajadores de limpieza salen desde la madrugada en todas las ciudades de México a barrer con esta escoba conocida como escoba de perlilla. Cada una de ellas tiene hasta 240 varas y mide unos 90 centímetros.

Otra de las escobas comunes en el país, son las elaboradas a base de mijo, conocidas como escobas espigas que regularmente se utilizan para áreas ásperas como las cocheras, almacenes, estacionamientos o áreas de carga y llegan a costar hasta 300 pesos.

Historia de las escobas

La escoba es una herramienta que consta de un palo o vara al que se fijan en el extremo fibras duras o cepillo y que se utiliza para barrer o limpiar el suelo.

Las escobas han experimentado cambios significativos en su construcción, desde que se desarrollara a partir de un manojo de ramas o de distintas fibras naturales o sintéticas atadas a un palo por uno de sus extremos.

El cambio principal más reciente es la escoba plana, inventada por los Shakers a principios del siglo XIX. Esta escoba tiene más anchura para empujar mejor la suciedad. En la actualidad, casi todas las escobas que se construyen son planas, habiendo quedado prácticamente obsoleta la escoba redonda.

Uso de la escoba en la literatura

Desde tiempos antiguos, es tradición asociar a las brujas con las escobas, las que les otorgarían el poder para volar y, por cierto, esta creencia se ha reflejado ampliamente en la literatura, en el cine y la televisión.

En muchos cuentos infantiles aparecen las escobas como elementos importantes en las tramas de las historias; tal es por ejemplo el caso de la obra Cenicienta, cuyo personaje principal ha sido llamada “La reina escoba”.

Cenicienta, Gretel (la hermanita de Hansel), y Blancanieves, todas ellas han sido tradicionalmente asociadas con la escoba. Barriendo el piso dos de ellas consiguieron marido, y la tercera salvó su vida. Como se puede observar, la escoba y las tareas hogareñas tradicionalmente han estado asociadas a personajes femeninos.