México.- El paquete económico 2020 del gobierno federal plantea a la Cámara de Diputados la eliminación de 479 plazas de directores generales adjuntos en la Administración Pública Federal (APF), que generaría un ahorro de más de 700 millones de pesos.

Para ello, propone aprobar un monto de mil millones de pesos para el programa de separación voluntaria y para mantener la reducción de personal que se impulsa desde el inicio del sexenio.

Los recursos servirán también para hacer frente a las obligaciones de las plazas que se eliminarán, sobre todo de directores generales adjuntos, más los que decidan retirarse como personal de confianza y de gabinete.

De acuerdo con la estructura organizacional de la APF, los directores generales adjuntos son servidores con un sueldo mínimo de 69 mil 187 pesos mensuales y máximo de 82 mil 555 pesos, con prestaciones en efectivo y especie de entre 17 mil 698 pesos y 20 mil 494 pesos al mes.

Pertenecen al Grupo L del personal de mando, es decir, cuatro lugares abajo del secretario de Estado, subsecretario, jefe de unidad y director general.

La 4T planea echar a andar el gobierno en 2020 con 10 mil servidores públicos menos que los registrados al final del sexenio anterior, para un total de 888 mil 257 burócratas.