México, Notimex.-Fomentar la práctica del futbol y usar el deporte como herramienta para enfrentar la vida es uno de los objetivos de la organización Chicas Unidas, que tendrá a cuatro representantes en el “partido más largo del mundo” que se disputará en Lyon, Francia, del 27 de junio al 1 de julio.

Romina Calatayud, fundadora de Chicas Unidas, explicó que este trabajo comenzó en México en Bacalar, Quintana Roo, para desarrollar más oportunidades para que las mujeres puedan practicar futbol y para que puedan desarrollarse de manera deportiva.

“Más allá de eso, buscamos empoderarlas y darles herramientas de vida que les puedan ser útiles en sus futuros dentro y fuera de la cancha.

Con la organización tenemos dos años y a lo largo de éstos hemos ido colaborando con una serie de organizaciones con diferentes iniciativas que también trabajan con el impacto a través del deporte y de la lucha por la equidad de género”, apuntó la fundadora.

En entrevista con Notimex, Calatayud indicó que por esta vía es como Chicas Unidas, una organización sin fines de lucro, que ya ha roto los récords mundiales en tema de futbol femenil como el “partido más alto del mundo”, las patrocina, las invita a ir a participar en este encuentro, que es “el partido más grande del mundo”.