Morelos.- Obras con calidad inferior a la pagada, otras pagadas y no ejecutadas y algunas pagadas antes de ser realizadas son parte de las irregularidades cometidas por la pasada Administración estatal de Morelos en materia de obra pública, señaló Fidel Giménez Valdez, Secretario de Obras Públicas.

Una de ellas es la construcción del nuevo edificio del Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes (TUJA) en el municipio de Xochitepec, cuyo presupuesto original era de poco más de 24 millones de pesos, pero que a la fecha se han erogado cerca de 60 millones de pesos en la obra.

La construcción se autorizó desde 2012, al inicio del Sexenio de Graco Ramírez y debía concluirse en enero de 2014. La administración de perredista concluyó, pero la nueva sede del TUJA no.

“Lo que era una obra para un año ya va mucho más allá, ahí están pendientes de presentar unas denuncias, hemos estado en contacto con la magistrada del Tribunal Unitario y estamos atendiendo desde el aspecto jurídico también ese tema, pero también en el tema de que se terminen las obras.

“En el caso del Tuja es una cosa semejante, se le está haciendo una auditoría física a la obra, ahí hubo un excedente de obra de cimentación que era innecesario y que ahí se justificó una cantidad de dinero que agotó el presupuesto original, se tuvo que hacer una segunda asignación al año siguiente y así por el estilo, de ese tipo de cosas vamos a seguir encontrando, desgraciadamente sabemos que el gobierno anterior fue profundamente corrupto y más en el tema de obra pública y siguen apareciendo esos datos que a todo mundo nos desagradan”, dijo Giménez Valdez.

El nuevo edificio de TUJA, que es ocupado por el personal de esa dependencia tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, aún registra fallas en su funcionamiento, como el suministro de energía eléctrica, el tratamiento de las aguas residuales y filtraciones de agua en la azotea.

Casos como el del TUJA fueron una constante en la pasada administración estatal.

Desde comedores en escuelas públicas sin construir, hasta plantas separadoras de basura que fueron pagadas, pero no construidas, son parte de la lista de obras con irregularidades.

“Todavía no están completamente cuantificadas porque hablamos de desde de repente un comedor, por ejemplo en algún jardín de niños, en alguna comunidad lejana y todavía ni siquiera están detectados, fueron abandonadas y en algunas ocasiones ni siquiera las auditorías detectaron esos detalles, los estamos detectando ahora y vamos a atenderlos para que queden las cosas al 100 por ciento porque no es justo que los ciudadanos paguemos por las pillerías y por las conductas totalmente corruptas que hubo en el gobierno anterior, nuestra obligación es terminar esas obras y también que no haya borrón y cuenta nueva, también es revisar jurídicamente lo que pueda proceder”, dijo el Secretario de Obras Públicas.

Hasta el momento esa dependencia ha presentado 18 denuncias en contra de ex servidores públicos por actos de corrupción en materia de obras públicas.

Dos de esas denuncias ya han sido judicializadas, por lo que los titulares de la Secretaría de Obras Públicas y de Desarrollo Sustentable del Gobierno de perredista Graco Ramírez enfrentan procesos penales.

“Ya hay judicializaba una carpeta que se inició en contra del anterior Secretario de Desarrollo Sustentable, Topiltzin Contreras y de Patricia Izquierdo, quienes ya está sometidos a proceso penal por una planta valorizadora que no se concluyó y hay otra que está en la misma situación también y que seguramente los procedimientos penales deberán seguir fluyendo, eso es una exigencia de la sociedad y es una exigencia del gobernador Cuauhtémoc Banco y no vamos a cejar para que no haya impunidad.

“Hay dos carpetas judicializadas, hay seis funcionarios del gobierno de Graco Ramírez que están sometidos a proceso penal por el tema de obras y por el tema de Desarrollo Sustentable que presentó dos denuncias, seguimos esperando la judicialización de 16 carpetas más de Obras Públicas y esperamos tener noticias al respecto”, expresó.