México.- El exgobernador Graco Ramírez y funcionarios de su administración enfrentan 70 denuncias penales, de las cuales 12 ya han sido llevadas ante un juez, informó Samuel Sotelo Salgado, Consejero Jurídico del Gobierno de Morelos.

“Denuncias de naturaleza penal tenemos alrededor de 70 que han sido presentadas por las diversas áreas del Poder Ejecutivo, que incluye organismos descentralizados, de los cuales alrededor de 12 han sido judicializadas, el Poder Judicial está conociendo de estos asuntos”, informó el funcionario estatal.

Derivado de esas denuncias, 13 exfuncionarios públicos han sido vinculados a proceso penal, aunque la mayoría enfrenta los procesos penales en libertad.

“Tenemos alrededor de 13 exfuncionarios de la administración pasada vinculados a proceso, en algunas resoluciones que se han emitido se han interpuesto algunos medios de impugnación, tanto por los imputados, así como por nosotros, el Ejecutivo del Estado, además de la Fiscalía Anticorrupción.

“Tenemos algunos secretarios, no son muchos, pero sí algunos, de Movilidad y Transporte, de Obras Públicas, son pocos, pero se está avanzando, independientemente de los juicios políticos que se han presentado solamente en contra de tres ex funcionarios de primer nivel y estamos a la espera, está en manos del Congreso del Estado quien resolverá en su momento lo correspondiente”, agregó Sotelo Salgado.

De las 70 denuncias solo 12 han sido presentadas ante un juez, pues en algunos casos, dijo el Consejero Jurídico, la Fiscalía Estatal Anticorrupción no ha encontrado los elementos suficientes que sostengan las denuncias.

“Eso le compete a la Fiscalía Anticorrupción principalmente y pues bueno, en algunos temas ha sido muy complicado recabar los elementos que justifiquen las denuncias.

“Nosotros ponemos en conocimiento los hechos, le corresponde al Ministerio Público llevar a cabo los actos de investigación y recabar los elementos que den sustento a las carpetas que van a ser judicializadas”, dijo.

Hasta el momento suman al menos mil millones de pesos los recursos que las actuales autoridades presumen fueron desviados por Graco Ramírez y sus colaboradores.