#Orbis

Cuba, llega a su fin dinastía Castro tras 59 años en el poder

Tras el triunfo de la revolución, Raúl ocupó cargos de alta responsabilidad en el Ejército y en el gobierno hasta quedar situado, desde 1976, como el sucesor natural de Fidel Castro.

Por Redacción, 2018-04-15 12:00

Notimex.- En los próximos días tendrá lugar un hecho histórico en Cuba, cuando por primera vez en casi seis décadas la familia Castro ceda el poder, de manera pacífica, y abra paso a nuevos dirigentes que ni siquiera habían nacido al triunfo de la revolución en 1959.

Durante la semana, la Asamblea Nacional elegirá a los 31 integrantes del Consejo de Estado, dentro de ellos al nuevo presidente, al primer vicepresidente, cinco vicepresidentes y un secretario, en medio de gran expectación porque el nuevo gobernante no llevará el apellido ni la sangre de los Castro.

Las decisiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular se darán tras sucesivos gobiernos de la conocida “generación histórica” de la revolución, primero con el fallecido líder Fidel Castro al mando y luego con su hermano Raúl que resolvió entregar el poder este 19 de abril.

Procedente de una familia de hacendados gallegos, Fidel Alejandro Castro Ruz, más conocido como Fidel Castro, nació el 13 de agosto de 1926 en Birán, en la provincia de Holguín, en el este de la isla de Cuba, donde estudió derecho en la Universidad de La Habana y se doctoró en 1950, según su biografía oficial.

Se inició en la vida pública como político opositor, pues su ideología izquierdista le llevó a participar desde muy joven en actividades revolucionarias, como la sublevación contra la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo en Santo Domingo (1947).

Fidel militó en el Partido del Pueblo Cubano y fue de los primeros en denunciar el carácter reaccionario e ilegítimo del régimen de facto establecido tras el golpe de Estado de Fulgencio Batista, el 10 de marzo de 1952.

El 26 de julio de 1953, a sus casi 27 años de edad, Fidel lideró una revuelta contra el régimen de Batista, al irrumpir en el Cuartel Moncada en la ciudad de Santiago de Cuba para tomarlo. El intento fracasó y Castro fue detenido, enjuiciado y condenado a 15 años de prisión, junto con otros insurgentes.

En el juicio, el joven abogado asumió su propia defensa pronunciando el alegato conocido como “la historia me absolverá”, en el que esbozaba el programa de la revolución en ciernes.

Tras casi dos años en prisión, Fidel fue liberado gracias a una amnistía general en mayo de 1955 y meses después se exilió en México, desde donde continuó planeando la insurrección armada.

En diciembre de 1956, Fidel regresó a Cuba con el objetivo de invadir la isla junto con varios guerrilleros, entre ellos Ernesto “Che” Guevara, Juan Almeira y otros militantes del Movimiento 26 de Julio, pero la intención vuelve a fracasar.

Entonces, los guerrilleros comienzan en la Sierra Maestra una guerra de guerrillas contra el régimen de Fulgencio Batista Zaldívar, quien finalmente huye tras ser derrotado por Castro con lo que la Revolución Cubana triunfa, el 1 de enero de 1959. Fidel y los demás insurgentes entran victoriosos a La Habana el 8 de enero.

El 3 de enero de 1959, el nuevo presidente cubano, Manuel Urrutia, nombró a Fidel Castro comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y el 13 de febrero de ese mismo año fue designado como primer ministro del país y éste a su vez declaró a su hermano Raúl como su segundo y al “Che” Guevara como tercero.

El 2 de diciembre de 1976, Castro fue electo presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, puesto que ocupó hasta su renuncia por problemas de salud el 24 de febrero de 2008, aunque mantuvo su cargo de primer secretario del Partido Comunista desde 1965 hasta 2011.

Entonces, su hermano Raúl, quien le había sustituido interinamente debido a sus problemas de salud, fue elegido por la Asamblea Nacional del Poder Popular como el nuevo jefe de Estado, convirtiéndose en el vigésimo tercer presidente de Cuba.

Raúl, militar, político y hermano menor de Fidel Castro, también combatió contra la dictadura de Fulgencio Batista entre 1956 y 1959 y tras el triunfo de la Revolución, se dedicó a dirigir las Fuerzas Armadas de Cuba como ministro hasta 2008.

En 1953, cuando tenía 22 años de edad, Raúl se unió al movimiento dirigido por su hermano Fidel dentro del Partido Ortodoxo, que luchaba contra la dictadura de Batista y participó en el fracasado asalto al Cuartel Moncada, considerado como la gesta inicial de la revolución.

Tras el fracaso del asalto, Raúl fue apresado y condenado a 13 años de prisión, pero también fue liberado en mayo de 1955 gracias a la amnistía general, por lo que se trasladó a México, donde ayudó a su hermano a captar adeptos y a organizar el movimiento insurreccional.

Tras un periodo de adiestramiento militar en las afueras de la Ciudad de México, el 25 de noviembre de 1956, Raúl, Fidel y 82 de sus camaradas zarparon a bordo del yate Granma hacia Cuba con el objetivo de iniciar la revolución. A su llegada a la provincia de Oriente fueron repelidos y la mayoría de los insurgentes resultan muertos.

Los hermanos Castro y otros 10 de sus compañeros, entre ellos el “Che” Guevara y Camilo Cienfuegos, lograron huir y refugiarse en la Sierra Maestra para comenzar la lucha que los conduciría a la toma del poder.

Tras el triunfo de la revolución, Raúl ocupó cargos de alta responsabilidad en el Ejército y en el gobierno hasta quedar situado, desde 1976, como el sucesor natural de Fidel Castro.

Raúl, quien anunció la muerte del líder histórico de la revolución el 25 de noviembre de 2016, dejará la Presidencia el 19 de abril, tras dos mandatos de cinco años, pero seguirá siendo una figura relevante ya que se mantendrá hasta el 2021 como primer secretario del Partido Comunista.

#Orbis

Derribo de avión desata crisis diplomática entre Rusia e Israel

El aparato fue derribado por error por las fuerzas aéreas de Siria porque los jets de combate F-16 israelíes se ocultaban detrás del avión ruso

Por Redacción, 2018-09-18 17:30

México.- El derribo de un avión de reconocimiento ruso sobre el Mediterráneo generó una fuerte tensión entre Rusia e Israel, país al que Moscú responsabilizó con el incidente, en el que murieron 15 soldados.

El aparato fue derribado por error por las fuerzas aéreas de Siria porque los jets de combate F-16 israelíes se ocultaban detrás del avión ruso para llevar a cabo ataques en el país árabe, aseguró el portavoz del Ministerio de Defensa en Moscú, Igor Konashenkov.

Israel rechazó las acusaciones de Rusia. El primer ministro israelí, Benjamin Netanhayu, culpó a Siria de lo ocurrido y en una conversación telefónica con su homólogo ruso, Vladimir Putin, le transmitió el pésame por la muerte de soldados rusos.

Según la oficina de Netanyahu, este destacó la coordinación entre Israel y Rusia en Siria, que “en los últimos tres años evitó la pérdidas de muchas vidas humanas”. Aun así, Israel considera que tiene derecho a actuar contra el suministro de armas a la milicia libanesa Hizbolá, añadió Netanyahu.

Según el Ejército israelí, sus aviones se dirigían contra instalaciones militares sirias en la ciudad costera de Latakia, en las que se fabricaban armas destinadas “por orden de Irán (a la milicia) Hizbolá en Líbano”.

“Con estas armas se iba a atacar a Israel y por eso suponían una amenaza que no era tolerable”, apunta el comunicado israelí. Israel afirma además que sus aviones ya estaban dentro del espacio aéreo israelí cuando el avión ruso fue alcanzado por las fuerzas sirias y que el aparato ruso no estaba dentro del área de la operación israelí.

Responsable: ¿Fuerza Aérea israelí o Ejército sirio?

El portavoz de Defensa ruso denunció que la Fuerza Aérea israelí no anunció el ataque. “La advertencia a través de la ‘línea directa’ llegó menos de un minuto antes del ataque, demasiado poco para poner a salvo al avión ruso”, dijo Konashenkov.

El Ejército israelí, al igual que Netanyahu, responsabilizó sin embargo a las Fuerzas Armadas sirias del derribo del avión ruso. “Israel considera al régimen de (el presidente sirio Bashar al) Assad, cuyo Ejército derribó al avión ruso, totalmente responsable de este incidente”, dijo en su comunicado.

“Las baterías antiaéreas sirias dispararon indiscriminadamente y por lo que creemos no se molestaron en asegurarse que no había aviones rusos en el aire”, señalaron las Fuerzas Armadas israelíes.

Rusia e Israel: ¿aliados indirectos?

Rusia e Israel no son aliados directos en Siria, pero suelen informarse mutuamente y acordar sus movimientos. Moscú se esfuerza por proteger los intereses de seguridad del Estado judío en el país vecino. Netanyahu ha estado en estrecho contacto en los últimos meses con Putin, pues Israel quiere impedir que Irán, el otro gran aliado de Damasco, se haga fuerte en Siria y amenace por tanto con sus misiles a Israel más cerca de sus fronteras.

El avión ruso de reconocimiento desapareció de los radares en la noche del lunes, sobre las 23:00 hora de Moscú (20:00 GMT). El aparato volaba de regreso a la base aérea rusa de Hamaimim en Siria cuando aparecieron los jets israelíes, informaron los militares en Moscú.

La agencia oficial siria SANA confirmó que las defensas antiaéreas sirias dispararon en dirección al mar ante el impacto de misiles. Por otra parte, sobre el terreno murieron dos soldados sirios y 10 resultaron heridos en un bombardero contra un depósito de armas en la provincia costera de Latakia, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, que apunta a Israel como responsable del ataque.

Activistas situados en la zona señalaron que los misiles llegaron desde el Mediterráneo. Estos señalamientos coinciden con la información publicada por el Éjercito israelí en su comunicado sobre el derribo del avión ruso, pero este cuerpo no comentó el hecho. Una portavoz se limitó a decir que no hacen declaraciones sobre publicaciones en medios extranjeros.

Putin: no hay comparación con incidente turco de 2015

Putin se mostró por ahora comedido y señaló que el sistema antiaéreo sirio derribó al avión ruso por “una cadena de trágicas circunstancias” y por eso lo ocurrido no es comparable al incidente con Turquía en 2015.

En noviembre de aquel año la Fuerza Aérea de Turquía derribó cerca de Siria un avión de combate ruso SU-24 que supuestamente había entrado en su espacio aéreo. Rusia congeló las relaciones y aplicó duras sanciones económicas al país. Pasaron meses hasta que el vínculo fue recomponiéndose paulatinamente.

Putin también anunció desde Moscú que elevará la seguridad de sus tropas en Siria, aunque no dio detalles al respecto. El Ministerio de Exteriores ruso convocó al viceembajador israelí en Rusia, Karen Cohen-Gat, según informó el Ministerio de Exteriores israelí.

Tras acuerdo entre Erdogan y Putin

El incidente se produjo horas después de que los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Turquía, Recep Tayyip Erdopgan, llegaran un acuerdo que suspende la anunciada ofensiva del Ejército sirio contra la provincia de Idleb.

Los mandatarios anunciaron que se creará una zona desmilitarizada de hasta 20 kilómetros de ancho que dividirá las posiciones de las tropas gubernamentales sirias y la oposición armada respaldada por Turquía.

La provincia de Idleb, fronteriza con Turquía, acoge a unos 3 millones de personas, entre ellas un buen número de opositores desplazados de antiguos feudos insurgentes que ya fueron conquistados por las fuerzas gubernamentales sirias.

#Orbis

Expresidenta argentina declara en tribunales; niega corrupción

La senadora afirmó, en un escrito presentado ante el juez, que “nunca van a encontrar nada” con lo que involucrarla en delitos de corrupción, porque “jamás” se apoderó de “dinero ilícito alguno”.

Por Redacción, 2018-09-18 15:01

México.-La expresidenta argentina Cristina Fernández (2007-2015) llegó hoy a un tribunal de Buenos Aires para declarar en una causa en la que se investigan presuntos delitos de lavado de dinero relacionados con la concesión de obra pública durante su mandato, conocida como la “Ruta del Dinero K (Kirchner)”.

La actual senadora, que cuenta con fueros parlamentarios que evitan su detención, llegó en automóvil a los juzgados de Comodoro Py a las 10.35 hora local (13.35 GMT) procedente del apartamento de su hija Florencia, donde vive desde que a finales de agosto realizaron registros judiciales en sus casas y decidió no volver a ellas hasta asegurarse de que no se colocó tecnología de espionaje. A las puertas de la sede judicial esperaba, como es habitual, un grupo de varios militantes kirchneristas, en muestra de apoyo a la expresidenta.

Fernández fue citada para este martes el pasado 4 de septiembre por el magistrado Sebastián Casanello, quien durante dos años declinó llamarla a declarar pero fue finalmente instado a hacerlo por una Cámara superior. Por este caso, en el que hay una veintena de personas imputadas y que mantiene en prisión al empresario de la obra pública Lázaro Báez, la expresidenta ya fue imputada por el fiscal Guillermo Marijuan en 2016, pero hasta ahora no había avanzado la investigación contra ella.

Casanello investiga delitos de lavado de activos cometidos supuestamente entre 2010 y 2013 mediante una red que supuestamente montó una estructura de sociedades y cuentas bancarias en el exterior que permitió el blanqueo de al menos 60 millones de dólares.

“Nunca van a encontrar nada”

La senadora afirmó, en un escrito presentado ante el juez, que “nunca van a encontrar nada” con lo que involucrarla en delitos de corrupción, porque “jamás” se apoderó de “dinero ilícito alguno”.

“Podrán seguir vigilando mis movimientos y los de mi familia, escuchar de manera clandestina mis conversaciones telefónicas o excavar toda la patagonia argentina o donde mejor se les ocurra, que nunca van a encontrar nada con lo que involucrarme, porque jamás me apoderé de dinero ilícito alguno”, remarcó la exmandataria.

“Ante esta grave irregularidad -una más en la larga persecución a la que vengo siendo sometida desde hace dos años y ocho meses- (…) he dejado constancia de ello interponiendo un recurso de casación en contra de la resolución inválida dictada por la Cámara y recusé a los jueces que la firmaron, por carecer de toda imparcialidad frente al caso”, subrayó la senadora.

Una larga lista de casos

Esta citación a Fernández se da un día después de haber recibido su sexto procesamiento judicial, en una causa por presuntos sobornos de empresarios durante su Presidencia en la que el juez Claudio Bonadio pidió también su detención.

No obstante, el próximo febrero la viuda del también exmandatario Néstor Kirchner (2003-2007), que niega todos los cargos de los que se le acusa y se declara víctima de una persecución judicial, enfrentará en febrero próximo su primer juicio oral, por presuntamente haber encabezado una asociación ilícita y fraude en la concesión de obra pública.

En la “Ruta del Dinero K”, la Justicia remarca la figura de Báez -estrecho colaborador de Kirchner-, acusado de blanquear millonarias sumas de dinero provenientes de obra pública en la provincia sureña de Santa Cruz, que fue adjudicada a sus empresas de construcción.

El empresario, dueño del grupo Austral, es acusado de haber brindado el “entramado societario” para captar fondos públicos y “vehiculizarlos” parcialmente a las manos “de quienes entonces eran funcionarios públicos”, en referencia a la exmandataria y otros altos cargos. Asimismo, se sospecha que sacó esos fondos del país para posteriormente reintroducirlos con el fin de ocultar su origen.

#Orbis

Celebra ONU acuerdo para crear una zona desmilitarizada en Idlib

El titular de la ONU llamó además a todas las partes en Siria a cooperar en la implementación del acuerdo y garantizar un acceso humanitario seguro y sin obstáculos en todas las áreas.

Por Redacción, 2018-09-18 13:50

Naciones Unidas, (Notimex).- El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, celebró hoy el acuerdo alcanzado la víspera para crear una zona desmilitarizada en la región de Idlib, que evita de momento una operación armada que podría afectar a millones de civiles en Siria.
El acuerdo fue firmado en la ciudad rusa de Sochi entre los presidente de Turquía y Rusia, Recep Tayyip Erdogan y Vladimir Putin, respectivamente, para crear una zona de protección en Idlib, donde residen cerca de tres millones de personas.

En un comunicado, Guterres indicó que el acuerdo crea “una zona de amortiguación desmilitarizada en la región de Idlib, que debería evitar una operación militar a gran escala y proporcionar alivio a millones de civiles”.

El titular de la ONU llamó además a todas las partes en Siria a cooperar en la implementación del acuerdo y garantizar un acceso humanitario seguro y sin obstáculos en todas las áreas a través de las rutas más directas.

Subrayó además la necesidad de una acción rápida para abordar las causas profundas del conflicto y forjar, por fin, una solución política duradera en consonancia con resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Por su parte, el coordinador de la ONU para asuntos humanitarios, Mark Lowcock, afirmó en una sesión del Consejo de Seguridad que la alarma expresada por altos funcionarios de este organismo sobre los riesgos de una ofensiva en Idlib no son exagerados.

“No fue una exageración, simplemente una afirmación de los hechos, que tal ofensiva probablemente habría presagiado la peor tragedia humanitaria del siglo XXI”, aseguró Lowcock.

El funcionario señaló que simplemente no hubiera habido manera de que la ayuda humanitaria hubiera podido satisfacer las necesidades de una población que ya es de por sí extremadamente vulnerable. Entre esa población destacan un millón de menores de edad.

Lowcock expresó además su esperanza de que el acuerdo no solo sea una tregua temporal. Manifestó que “los civiles en Idlib tiene una pregunta: ‘¿es esto simplemente una suspensión de la ejecución? ¿o es el comienzo de un alivio, el primer destello de luz al final del túnel más oscuro?’”.