México.- El proyecto de nueva Constitución de Cuba, que sustituye a la vigente desde 1976, fue respaldado por el 86,8 % de los votantes en el referendo celebrado este domingo, con una participación del 84,4 %, según datos oficiales preliminares anunciados este lune (25.02.2019).

La presidenta de la CEN, Alina Balseiro Gutiérrez, ha informado de estos datos, aún preliminares, por los que de los 9.298.277 ciudadanos con derecho a voto, 7.848.343 (84,4 por ciento) acudieron a votar este domingo para responder a la pregunta: "¿Ratifica usted la nueva Constitución de la República?".

De ellos, fueron aceptados como válidos 7.522.569 sufragios y de estos, 6.816.169 fueron favorables a la reforma constitucional (86,85 por ciento) y 706.400 fueron por el 'No' (9 por ciento). Hasta 127.1000 papeletas resultaron nulas y 198.674 fueron votos en blanco (juntas suman un 4,1 %), informó Balseiro.

La nueva Constitución no modifica el sistema político de la isla, supeditado al Partido Comunista ("único, martiano, fidelista, marxista y leninista"), ni renuncia al comunismo, pero sí plasma los cambios económicos y sociales producidos en el país en la última década tras las reformas introducidas durante los dos mandatos del hoy expresidente Raúl Castro (2008-2018).

Exilio en Miami insta a declarar "nulo" el referéndum

Mientran tanto, organizaciones de la oposición y el exilio cubanos llamaron este lunes a la comunidad internacional a declarar inválido el proceso de reforma constitucional en Cuba y desconocer los resultados oficiales del que consideran un "fraudulento" referéndum.

Rosa María Payá, líder de Cuba Decide, señaló que se trata de un proceso "viciado desde el origen" y denunció el incremento de la represión e intimidación de la sociedad civil durante las votaciones celebradas este domingo en la isla.

Aseguró que hay al menos "nueve desaparecidos y un centenar de detenidos" y que decenas de opositores fueron golpeados durante una jornada que además careció de "observación nacional e internacional".

Cuba Decide y otros grupos del exilio en Miami, entre ellos el Movimiento Democracia, cuestionaron que el referendo constitucional fue una "imposición" del expresidente y líder del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal), Raúl Castro.

En ese sentido instaron a la comunidad internacional, incluidos los Gobiernos democráticos de la región y la Unión Europea, a seguir los pasos de Organización de Estados Americanos (OEA) de desconocer "cualquiera que sea el resultado" que arroje el proceso constitucional.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, aseguró este lunes que "no reconoce" los "actos" e "instituciones" creadas por la nueva Constitución en Cuba.