México.-Debido a que usamos el celular casi para todo,trabajo, comunicación con los otros, entretenimiento, etcétera, nuestro cuerpo se va adaptando para mal. De ahí, por ejemplo, las contracturas, la malformación en la postura o bien en los calambres en las manos.

¿No lo crees? La compañía de telecomunicaciones TollFreeForwarding estudió estos cambios en el cuerpo humano. Incluso desarrolló un prototipo de nombre Mindy en tercera dimensión, con el fin de ver cómo luciría el ser humano en el año 2100.

mutación por celular mutación por celular

El prototipo dio como resultado una espalda encorvada y un cuello más alargado debido a la inclinación que hacemos cotidianamente al mirar el celular. "Pasar horas mirando hacia abajo a tu teléfono te tensa el cuello y te quita el equilibrio", explicó Caleb Backe, experto en salud y bienestar de Maple Holistics que fue consultado para este prototipo. Además de estos cambios en el cuerpo humano, Mindy mostró un cráneo engrosado, debido a que busca adaptarse y protegerse de la radiación de radiofrecuencia emitida por los teléfonos.

Y aunque el cráneo aumente de volumen, el cerebro se reduce debido al estilo de vida sedentario. Te recomendamos: La niña del meme 'me quieres ver la cara de estúpida' regresa a romper el internet Otro cambio impactante que se dice podría ocasionar el uso excesivo de la tecnología es la malformación de las manos, pues se moldearán en forma de garra. Además de que el codo está doblado a 90 grados.

"La forma en que sostenemos nuestros teléfonos puede causar tensión en ciertos puntos de contacto, lo que causa 'garra de texto' y 'codo de 90 grados', también conocido como síndrome del túnel cubital", señaló la especialista Nikola Djordjevic de Med Alert Help. Pero por si fuera poco en los parpados habrá uno más, es decir doble, para así proteger los ojos del exceso de luz de los dispositivos tecnológicos.