México.- Al menos 85 por ciento de los comercios de Culiacán, Sinaloa, decidió no abrir este viernes tras las balaceras de ayer en la ciudad desatadas por el operativo federal para detener a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán.

"A pesar del llamado que les hicimos desde muy temprano para que reanudaran las actividades en los comercios locales, el 85 por ciento de los agremiados no abrieron", detalló Diego Castro Blanco, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Culiacán.

Castro Blanco añadió que algunos locales resultaron dañados durante las balaceras, pero que fueron afectaciones mínimas.

En tanto, Miguel Taniyama, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac Culiacán), informó que en el sector, sólo el 20 por ciento abrió sus puertas.

Los líderes empresariales estimaron que los comercios y servicios sean restablecidos mañana.