Chilpancingo, Guerrero.- Este sábado, trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento cumplieron cuatro de días de protesta para exigir al alcalde priista, Marco Antonio Leyva Mena seguro de vida, homologación salarial y el pago del bono de mil pesos por el Día del Servidor Público.

El día de hoy los trabajadores decidieron no bloquear las calles, luego de que el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores les ofreciera una mesa de trabajo para el día lunes, sin embargo, los inconformes aglutinados en el sindicato Independiente sección 14 mantienen su plantón en la entrada principal del Ayuntamiento.

El dirigente sindical, Domingo Salgado Martínez lamentó que a cuatro días de protestas y de mantener tomado el Ayuntamiento, hasta el momento Leyva Mena no se ha acercado con los trabajadores, lo que demuestra su desinterés para resolver la demanda de la base trabajadora.

El día de ayer los trabajadores bloquearon las avenidas Juan N. Álvarez y Juárez, para exigir una audiencia con Leyva Mena, la cual no se dio, por lo cual intervino el gobernador, quien les pidió que liberaran las vialidades y el día lunes serían recibidos por él para atender sus demandas.

Por su parte los trabajadores sindicalizados de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach), tras tres días de mantener tomadas las oficinas, dieron por terminada su protesta, luego de que acordarán el pago de algunos adeudos.

Los trabajadores aglutinados en la sección 32 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg), acordaron que será a partir del 16 de septiembre cuando se les pague se establezca el pago de prestaciones y demás beneficios económicos que el Ayuntamiento les adeuda a los trabajadores desde el 2015.

Los trabajadores durante dos días mantuvieron tomados los tres pozos de distribución de agua, como forma de presión contra el edil priista.