Ciudad de México.-Con 18 años de edad, Dafne Almazán Anaya se convirtió en la mexicana más joven en graduarse de una maestría en la Universidad de Harvard.

Fue reconocida como la psicóloga más joven del mundo cuando se tituló en el Tec de Monterrey en 2013. Ahora, este mayo de 2020, concluyó sus estudios en Enseñanza de las Matemáticas y volvió a hacer historia.

La joven con sobrecapacidad intelectual se inclinó por esta especialización porque considera que, muchas veces, se privilegia la memorización como técnica de estudio y no se profundiza.

“Los alumnos van creciendo y se van sin aprender, sin entenderlas realmente. Es un problema que tenemos en México. Elegí la maestría para aprender técnicas y poderlas aplicar aquí”, señala en entrevista con VIVE USA de El Universal. Su proyecto de titulación fue: Cuáles son las mejores prácticas para enseñar Matemáticas a niños sobredotados.

El camino hacia Harvard University

La Universidad de Harvard es una de las más reconocidas en todo el mundo, debido a su excelencia académica e impacto en los avances científicos, políticos y sociales de Estados Unidos.

Establecida en 1636, es la institución de educación superior más antigua del país. Tiene su sede en Cambridge y Boston, Massachusetts, y cuenta con una matrícula de más de 20,000 estudiantes.

Llegar a estudiar ahí no es sencillo. A pesar de ser brillante, Dafne Almazán tuvo que presentar su caso por ser menor de edad, habló con el director de la maestría y varios directivos más. Después de analizar su caso, la dejaron aplicar.

Hizo los exámenes, pasó por entrevistas, presentó su extenso currículum y fue admitida. Aunque era la menor de su grupo, Dafne tuvo una buena convivencia con sus compañeros. Aprendió de sus maestros, de sus materias y asegura que el temario le encantó porque se puede aplicar en cualquier país.

La pandemia por Covid-19 interrumpió sus clases presenciales, pero concluyó la maestría a distancia.

La Maestra Dafne Almazán Anaya llama a los mexicanos a seguir sus sueños con esfuerzo y dedicación. “Yo creo que todos tenemos un tipo de talento. Lo importante es encontrarlo, explotarlo y usarlo para seguir creciendo. Además, esforzarse, estudiar y reconocer el apoyo de las personas que te rodean: familia, amigos, maestros. Es todo un trabajo en equipo”, señala.

A pesar de que vivir en Estados Unidos fue una gran experiencia académica, extrañó la comida mexicana, a su familia y la cultura de su país natal.

Una mujer brillante con la mira en México

En 2013, Dafne, fue elegida en la edición de Las 50 mujeres más poderosas de México de la revista Forbes. “Fue algo muy impactante para mí. Ahora mi objetivo es el poder devolver algo a la sociedad. Hacerlo con mis conocimientos, con lo que aprendí en Harvard. Quiero regresar a México y aplicarlo para que la educación mejore”, dice.

Con su maestría en Enseñanza de las Matemáticas, Dafne Almazán también demuestra su capacidad para romper techos de cristal. “Muchas veces se piensa que las mujeres no pueden desarrollarse en áreas de Matemáticas, de Robótica.

Las mujeres deben poder estudiar lo que les gusta, lo que realmente les apasiona”, dice. Su meta es tener un doctorado en Educación Especial para niños sobredotados. Mientras tanto, iniciará una licenciatura en Música, seguirá practicando taekwondo, idiomas y seguirá disfrutando de la música alternativa o de una lectura de Los Miserables, de Víctor Hugo.

A los 18 años, Dafne Almazán concluyó una maestría en Harvard University, convirtiéndose en la mexicana de menor edad en lograrlo, pero su experiencia académica se extiende aún más.

Licenciada en Psicología por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.
Maestría en Educación por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.
Cursa Licenciatura en Derecho por la Universidad Latinoamericana.
Cursa un doctorado en educación.
Además habla inglés, francés, chino, latín y español.