México.-Pasar el 14 de febrero soltero comiendo helado, viendo películas de amor y llorando extrañando a nuestro ex, ya superpasó de moda. Sí, duele, pero también debemos sacar esa tristeza y enojo de alguna manera y no, no será con otra persona porque clavo no saca a otro clavo.

Una gran idea para expulsar todos los sentimientos negativos que tenemos, es hacer realidad lo que siempre hemos soñado: que nuestro ex sea merienda de un reptil. Ok, esto no es literal, pero lo podemos hacer simbólicamente y, por fin, dejarlo ir de una vez por todas, pues podremos bautizar a una cucaracha con el nombre de esa persona y dársela de comer a un animal que podrá devorarla… ojalá que no le dé diarrea.

La venganza es un platillo que se sirve frío, ¿cierto? Y el Zoo de San Antonio Texas lo sabe a la perfección, pues a todos los que tenemos el corazón destrozado nos dará la oportunidad de sacar toda nuestra furia bautizando a una cucaracha con el nombre de nuestro ex por tan sólo 5 dólares. Este suceso se llevará acabo durante el evento “Cry me a Cockroach” y después de que el insecto reciba ese nombre que nos encantaría no recordar jamás, podrá ser devorado por alguno de los animales del zoológico.

Y nos damos cuenta de que después de todo, Paquita la del Barrio no estaba del todo equivocada, ¿verdad? Pues si creemos que la cucaracha no es suficiente y el coraje que nos invade no cabe en el cuerpecito de ese insecto, podemos bautizar a un roedor por 25 dólares. Sí, una rata de dos patas. Después de que haya obtenido el nombre, también servirá para alimentar algún reptil que habite en el zoológico.