Un juez de primera instancia sentenció a Alex Guzmán Guerrero y a Zeferina Monfil Martínez a 13 años y nueve meses de prisión y al pago de 790 mil 75 pesos, cada uno, por el delito de trata de personas diversos, en agravio de dos mujeres.

En un comunicado, la Procuraduría General de Justicia capitalina explicó que el sentenciado conoció en Veracruz, en diferentes fechas, a las dos mujeres y tras enamorarlas las llevó a la Ciudad de México, donde las obligó a prostituirse, en complicidad con Monfil Martínez.

El juez 50 Penal, con sede en el Reclusorio Preventivo Oriente, emitió la resolución en la partida 140/2010 y las acumuladas 153/2010 y 159/2010 contra la pareja, luego de analizar las pruebas presentadas por el Ministerio Público adscrito.

El imputado también utilizaba los nombres de Héctor Guzmán Guerrero o Alex Guzmán Herrera o Héctor Guzmán Herrera o Arturo Galindo Martínez para asechar a sus víctimas.

De acuerdo con el documento, el procesado, aprovechando la vulnerabilidad en que vivían las ofendidas en Veracruz, las trasladó a la capital del país, donde les dijo que se había quedado sin trabajo y que necesitaba que lo ayudaran económicamente empleándose como sexo servidoras.

Ante la negativa de las jóvenes, el tratante las amedrentó con decirle a sus familiares que se prostituían por voluntad, así como causarles daño, por lo que ante el temor fundado, realizaban por lo menos cinco veces al día el servicio sexual en el barrio de La Merced.

En ese lugar, Zeferina Monfil vigilaba que practicaran la encomienda en un horario de 9:00 a 23:00 horas, todos los días, y que entregaran cuotas fijas, dinero al que no tenían acceso.

Con base en operativos que lleva a cabo la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas, se capturó a Guzmán Guerrero y Monfil Martínez, quienes fueron relacionados con el delito de trata de personas diversos y consignados ante el juez de la causa.