Nueva Zelanda.-El australiano asesinó a un total de 51 musulmanes en dos mezquitas de Christchurch, en Nueza Zelanda. Brenton Tarrant ha sido condenado a cadena perpetua sin libertad condicional por este crimen "brutal" e "inhumano".

El juez Cameron Mander, del Tribunal Superior de Christchurch, ha dictaminado una condena sin precedentes en Nueva Zelanda al privarle de pedir libertad condicional. "Sus crímenes son tan malvados, que aunque se le mantenga preso hasta la muerte, no se agotaría el castigo y la condena que requieren", explicó.

Tarrant ha sido condenado por 51 cargos de asesinato a cadena perpetua sin libertad condicional, a doce años por cada uno de los 40 cargos por intento de asesinato y a cadena perpetua por el cargo de terrorismo por el atentado con armas semiautomáticas que llevó a cabo el 15 de marzo de 2019 en las mezquitas de Al Noor y Linwood.

Asimismo, el juez justificó al leer la sentencia que "no solo es un asesino, sino un terrorista", mientras el australiano, vestido con el uniforme gris de presidiario, permaneció impasible y en silencio durante la audiencia. Misma actitud que ha mantenido en todas sus comparecencias desde que fuera detenido el mismo día del atentado.