El próximo martes es el límite de tiempo para que la presidenta municipal de Florencio Villarreal, Emisel Liosol Molina González, se presente a comparecer ante la Comisión Instructora del Congreso del estado, en donde enfrenta una demanda de juicio de revocación de mandato, acusada de retener los sueldos de cuatro regidores.

El diputado presidente de la Comisión Instructora, Iván Pachuca Domínguez, informó que ayer sesionaron y determinaron llamar a comparecer a la presidenta municipal para que explique la situación laboral de los cuatro regidores que interpusieron una demanda en su contra.

Detalló que la funcionaria cuenta con cinco días naturales a partir de la notificación para que se presente a comparecer ante la Comisión Instructora, pero es probable que el próximo lunes, un día antes de que venza el término, se presente ante los cinco diputados que integran la Comisión legislativa.

En entrevista, el diputado Pachuca Domínguez informó que ayer sostuvo una conversación telefónica con la presidenta municipal, quien le aseguró que el pago de tres meses de salario que demandan cuatro regidores no se ha entregado porque los ediles no se han presentado a cobrarlo, y no por desacato a sus obligaciones.

Dijo que en la conversación telefónica, la presidenta se mostró con disponibilidad para conciliar el conflicto laboral que inició desde finales de octubre del año pasado, por lo que se prevé que la próxima semana quede resuelto el problema.

El pasado lunes, los regidores del ayuntamiento de Florencio Villarreal (Cruz Grande),  Irving Noé Marcial Román (PRI), María del Carmen Bahena Wences (PRI), Isidro Gatica Ríos (Partido Verde), y Crispín Molina Jijón (Partido Nueva Alianza),  ratificaron su denuncia de revocación de mandato ante el secretario técnico de la Comisión Instructora en el Congreso local, en contra de la presidenta municipal, a quien acusan de no pagar salarios correspondientes a tres meses.

El diputado Iván Pachuca Domínguez insistió en que el objetivo principal de la Comisión Instructora es de conciliar el conflicto entre las partes, pero de no ser así, seguirá el proceso de juicio de revocación de mandato.