Ciudad de México.- El juez de control Juan Carlos Ramírez Benítez decretó este miércoles libertad condicional a Emilio Lozoya, ex director general de Petróleos Mexicanos, por el caso Odebrecht.

“Única y exclusivamente por cuanto hace a esta causa penal decreto la libertad condicional del señor imputado, atendiendo a las medidas cautelares impuestas, sin perjuicio de que pueda ser privado de este derecho con motivo de la existencia de alguna otra causa del orden federal o del fuero común”, comentó Ramírez al respecto.

A su vez, Lozoya permanecerá en el hospital en el que se encuentra y no tendrá prisión preventiva por dicho caso, de acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR).

“La Fiscalía General de la República solicita las siguientes medidas cautelares: (…) cuidado y vigilancia por la Policía Federal Ministerial en el hospital donde actualmente se encuentra”, manifestó la FGR.

La institución también mencionó que la defensa de Lozoya Austin aceptó dicha medida y que este entregó tanto su pasaporte mexicano como su visa americana.

Este día, el ex funcionario público también fue vinculado a proceso por los presuntos delitos de uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho, todos relacionados con el caso Odebrecht.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República, la empresa Odebrecht realizó sobornos en México para la adjudicación de obras que le generaron un beneficio por 39 millones de dólares.

La dependencia expuso que un delegado de la entonces Procuraduría General de la República recibió información de que testigos protegidos en Brasil informaron de los sobornos dados en diversos países, incluyendo México.

Según dicha fiscalía, Lozoya ofreció además a Luis Alberto de Meneses Wally, quien dirigía a Odebrecht en México, un cargo en la administración pública si su partido ganaba las elecciones presidenciales de 2012.

Ante Juan Carlos Ramírez Benítez, juez de control en el Reclusorio Norte, la FGR dijo que el ex funcionario público, como director de la empresa petrolera, excedió el número de inversiones en diversos países, principalmente europeos.

Recordó que Odebrecht en México era dirigida por Luis Alberto de M., con quien se reunía constantemente para pedirle orientación en la estructuración de programas en diversos estados de la República como Tamaulipas, Veracruz e Hidalgo, principalmente.

La Fiscalía señaló que era tal la cercanía entre ambos, que ERLA le ofreció al directivo de Odebrecht un cargo en la administración pública, en caso de que su partido, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), llegara a ganar las elecciones presidenciales de 2012, como ocurrió.