La arquitecta María Concepción Rivera Martel, integrante del Colegio de Arquitectos en Zihuatanejo dio a conocer dentro del foro de ponencias organizado por la Fundación Colosio en Ixtapa que, según estudios realizados por la Universidad Nacional Autónoma de México, la bahía de Zihuatanejo tiene ocho años de vida útil de continuar los niveles de contaminación actuales.

Rivera Martel pidió la bendición de Dios puesto que, debido al cambio del Plan Director de Desarrollo Urbano, podría ocurrir una tragedia como la causada por los fenómenos meteorológicos Paulina, Emmanuel e Ingrid, donde varias vidas se perdieron a causa de violaciones a los planes vigentes. Denunció que no se han hecho las cosas como se debe y que al Colegio de Arquitectos no se le ha tomado en cuenta en la toma de estas decisiones.

Ante esto, los candidatos priistas por la diputación federal 03 Eric Fernández Ballesteros y por la diputación local 12, Juan Antonio Reyes Pascacio, se comprometieron a llevar la voz ante las máximas tribunas y a seguir impulsando en sus respectivas tribunas la problemática. Coincidieron en que harán presión para que los recursos y soluciones se logren.

Rivera Martel destacó que continúan las descargas de aguas crudas y que, de seguir así, el desastre es eminente. Llamó a que se regrese al Plan anterior.