Chilpancingo, Guerrero.- En medio de consignas políticas y llanto, la exigencia de justicia y un ultimátum de 48 horas para que el fiscal Xavier Olea Peláez ofrezca resultados en las investigaciones, fue sepultado la tarde de este viernes el que fuera secretario General del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del PRD, Demetrio Saldívar Gómez.

La despedida al líder perredista comenzó la mañana de hoy con una misa de cuerpo presente en la iglesia del barrio de San Francisco, en el centro de la capital, donde se dieron cita familiares, amigos y militantes del sol azteca.

Estuvo presente la secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD, Beatriz Mojica Morga; el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre; los diputados Erika Alcaraz Sosa, Sebastián de la Rosa Peláez, Jonathan Moisés Ensaldo Muñoz, Rosa Coral Mendoza Falcón, Ernesto Fidel González Pérez y María del Carmen Cabrera Lagunas.

También estuvieron integrantes de la dirigencia estatal del partido, que encabeza Celestino Cesáreo Guzmán. Tras la ceremonia religiosa, el cortejo fúnebre se trasladó a la sede oficial del Comité Ejecutivo Estatal, que está en remodelación tras las agresiones que ha sufrido en diferentes movilizaciones, ubicada en la avenida Alemán, donde se hizo un homenaje a Saldívar Gómez.

A nombre de la familia del líder perredista, su hijo, Edson Miguel Saldívar Trejo, agradeció la solidaridad que les han expresado tras el asesinato de quien fuera su padre, ultimado a balazos la noche del miércoles en la colonia Las Américas, de esta capital.

“Mi padre fue entregado al partido, desgraciadamente le arrebataron la vida. Mi padre era muy tranquilo, dedicado a la política, siempre luchó por sus ideales y ese es el legado que dejó: honestidad, trabajo y esfuerzo. Se dedicó siempre a la política entregando cuerpo, alma y corazón”.

Durante su intervención, dio un ultimátum de 48 horas al titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Xavier Olea Peláez, para que presente a algún detenido por el homicidio o pruebas contundentes que signifiquen un avance real en las investigaciones, de lo contrario, advirtió que solicitarán que atraiga el caso la Procuraduría General de la República (PGR), “porque no ha dado respuesta y no ha dado la cara”.

Edson Miguel sentenció que “si en ese plazo no entrega resultados, pues entonces que le pase la batuta a la PGR, porque sólo de esa forma garantizaremos que el homicidio no quedé impune, como ha ocurrido ya con miles de casos”.

Por su cuenta, el líder del partido, Celestino Cesáreo Guzmán, expresó que tras el homicidio de Saldívar Gómez, “Guerrero está de luto”.

“El día de hoy despedimos a un hombre bueno, de lucha, de izquierda, que dio su vida por un Guerrero diferente y mejor. Decidimos juntos en el PRD levantar la voz, defender a la gente, denunciar la corrupción, porque el PRD de Guerrero no puede ser domesticado por ningún gobierno”.

Recordó que en las últimas semanas han sido asesinados varios militantes del partido, como el exdiputado local Roger Arellano Sotelo y el dirigente municipal en Acapetlahuaya, Octavio Arellano Eloísa, además de que se encuentra secuestrado el exdiputado federal, Catalino Duarte Ortuño.

“Hay agravios que el PRD no puede callar, exigimos respuesta y demandamos al gobierno federal asumir la seguridad, porque en Guerrero no hay Estado de Derecho, las autoridades se han declarado incapaces para resolver los crímenes que están ocurriendo todos los días”.

El féretro de Demetrio Saldívar pasó también por su domicilio y posteriormente fue trasladado al panteón nuevo, que se localiza al norte de la capital, a un costado del bulevar, donde fue sepultado en medio de llanto de sus hijos.