Ciudad de México.- El cuerpo de Danna, de 16 años de edad, fue quemado y arrojado en un lote baldío de Mexicali, en Baja California, pero aun así las autoridades de justicia consideran que su muerte extremamente violenta no fue un feminicidio.

Los tres detenidos por el crimen, ocurrido el pasado 22 de agosto, fueron acusados por la Fiscalía del estado por el delito de homicidio calificado por ventaja. La dependencia no ha informado públicamente por qué no se les acusó de feminicidio.

El Código Penal de Baja California establece como dos de las causales de feminicidio que las víctimas hayan tenido “lesiones infamantes, degradantes o mutilaciones previa o posterior a la privación de la vida”; y que el cuerpo fuera “expuesto o arrojado en un lugar público”. Hechos que en el caso de Danna están plenamente identificados.

De acuerdo con un video proporcionado por un testigo de los hechos, el sábado 22 de agosto el cuerpo sin vida de Danna fue arrojado por un hombre a un lote baldío del fraccionamiento La Condesa.

A los pocos minutos, llegaron tres personas, entre ellos una mujer, que descendieron de un vehículo Hyundai Sonata color azul prendiéndole fuego al cuerpo de Danna para después retirarse del lugar.

La versión policíaca, por su parte, narra el momento en que los policías de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) de Mexicali se percatan de un pequeño incendio en un lote baldío por lo que al acercarse al lugar identifican un cuerpo entre las llamas. El de Danna.

Los sospechosos fueron identificados como José “N” de 25 años, Kevin Jesús “N” de 18 años y Teresa Michelle “N” de 23 años de edad; el vehículo asegurado era un Hyundai Sonata Modelo 2011, con placas de circulación 7CSY743.

El titular del Servicio Médico Forense (Semedo) en Baja California, César Raúl González Vaca, informó que Danna, quien fue identificada por familiares, presentaba múltiples lesiones en todo el cuerpo como contusiones y heridas producidas por un mecanismo punzo cortante en el cuello y tórax.

Tras darse a conocer el feminicidio de Danna, el fiscal General del Estado, Guillermo Titi Ruiz, estigmatizó a la joven de 16 años, al decir que tenía “tatuajes por todos lados”.