México.- Los gobiernos de Enrique Peña Nieto y de Felipe Calderón, en los que el candidato presidencial priista José Antonio Meade fue secretario de Hacienda, son los de más bajo crecimiento económico en México desde la década de los ochenta y ambos figuran entre los tres de peor desempeño en la historia moderna del país.

Así lo indican cifras y proyecciones del Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las cuales ubican al sexenio de Peña Nieto como el tercer gobierno más mediocre en resultados económicos desde 1934.

De acuerdo con los datos del BM y el FMI, el promedio anual de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) durante el gobierno de Peña Nieto (2013-2018) será el 2.30%, apenas 0.13 puntos por arriba del promedio del gobierno de Calderón (2.17%).

Durante la gestión de Calderón (2006-2012), Meade fue parte de la cúpula tecnocrática que diseñó y ejecutó la política económica del gobierno panista, que ha sido el de peores resultados económicos en los últimos 83 años, después del de Miguel de la Madrid (1982-1988).

En el sexenio calderonista, Meade fue primero coordinador de asesores de quien fuera el secretario de Hacienda entre 2006 y 2009, Agustín Carstens. Después fue subsecretario de esa cartera y, finalmente, su titular, entre septiembre de 2011 y el 1 de diciembre de 2012.

Del gabinete de Calderón, Meade pasó al del priista Peña Nieto como secretario de Relaciones Exteriores. En 2015 asumió como titular de la Secretaría de Desarrollo Social y el 7 de septiembre de 2016 fue designado secretario de Hacienda en sustitución de su amigo Luis Videgaray, economista, como él, del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).