Chilpancingo, Guerrero.- Robespierre Robles Hurtado, quien hasta ayer era presidente del Poder Judicial en Guerrero, debe aclarar las razones reales por las que se separó del cargo, pues no se descarta que aparezca en 2018 como candidato a un cargo de elección popular, advirtió el dirigente estatal de Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros.

Consultado vía telefónica sobre la sorpresiva renuncia del presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Sandoval Ballesteros expresó que el partido aún no puede opinar si la salida de Robles Hurtado es sana para la institución, será hasta que pase tiempo y se vean los resultados de esa decisión.

Explicó que de momento, esa renuncia abre una oportunidad para corregir todos los errores que se han cometido al interior del poder judicial, erradicar la impunidad y hacer efectiva la división de poderes que, aseguró, no existió durante la gestión de Robles Hurtado al frente del Poder Judicial.

De que la renuncia sea consecuencia de las críticas que generó el viaje que Robespierre Robles hizo junto a su esposa a Las Vegas, Estados Unidos, en las vacaciones de Semana Santa y que presumieron en redes sociales pese a que el Poder Judicial anunció en febrero un plan de austeridad, Pablo Sandoval dijo que no cree en esa versión.

“Hay mucho que aclarar en torno a Robespierre principalmente en cuanto a su desempeño público. Es una renuncia inesperada por la impunidad y cinismo que hay en Guerrero. El hecho de que haya estado en Las Vegas no parece ser la razón real de esta decisión, hay que espera un poco de tiempo para que se aclare bien esta decisión”.

-¿En Morena no creen que su salida fue por las reacciones que provocó su viaje a Las Vegas?- se le preguntó.

-“Mira, nosotros lo que vemos es que hay muchos más motivos para su renuncia, es decir, en primer lugar el nivel de impunidad que hay en el estado, la convivencia del crimen organizado con las instancias de gobierno. En fin, creemos que hay mucho por rendir cuentas en términos de impartición de justicia. Me gustaría tener más información en torno a esto, pues obviamente es una renuncia muy opaca. Él aduce razones personalísimas como su salud, pero veamos, no vaya a ser que salga como candidato  o una cuestión así”.

Finalmente recordó que Morena se opuso al nombramiento de Robespierre Robles como magistrado del TSJ y posteriormente como presidente del mismo, y dijo que ahora que dejó el cargo se debe dar prioridad a los trabajadores del Poder Judicial que sí cuentan con el perfil y que tienen carrera judicial.