México.-El ring de la Arena México será testigo del inicio de una nueva historia en la lucha libre mexicana: Atlantis Jr. debutará en el máximo recinto luchístico del país junto a su padre, el "Ídolo de los niños", Atlantis, quien le heredó el nombre, y ante está oportunidad se dice nervioso pero preparado.

Portando una máscara más llamativa, pero que respeta el diseño que ha hecho famoso su progenitor, el joven se muestra sereno y convencido del reto que representa continuar con uno de los legados más importantes del pancracio nacional.

"Me siento nervioso y motivado, es la primera vez que voy a pisar este ring sagrado como luchador profesional, sé del compromiso, de la responsabilidad y no dejaré caer el nombre", dijo.

El gladiador debutante admitió que continuar con "una gran historia" dentro del pancracio nacional es algo que generará polémica; sin embargo, asegura que trabajará día con día para revertir esas voces que cuestionan la oportunidad que tiene ante sí.

"Las críticas y comentarios positivos son bienvenidos, en todo lo negativo tendré que trabajar para poder estar en el gusto de todo el público", expresó.

Certero de la evolución y empeño que ha mostrado en el gimnasio, entrenamientos y clases de lucha, Atlantis aseguró que su heredero prácticamente "está como una fruta madura, lista para cortarla y saborearla".

Su padre, un hombre que ha escrito con letras de oro su nombre en el deporte de los costalazos, destacó que en la vida de un luchador hay tres deseos: pisar el ring de la Arena México, presentarse en Japón y conquistar un título.

"El tiempo se lo dará todo, le dije que quiero que sea mejor que yo y hay que prepararse”, explicó.