México, AFP.-Decenas de cohetes cayeron este martes sobre Trípoli, un día después de que las fuerzas afines al Gobierno de Unión Nacional (GNA) se hicieran con el control de ciudades estratégicas del oeste, que estaban en manos del mariscal Jalifa Haftar.

Las fuerzas pro GNA se apoderaron el lunes de las ciudades costeras de Sorman y Sabratha, situadas a 60 y 70 km al oeste de Trípoli.

Posteriormente, también se hicieron con el control de otras pequeñas ciudades más al sur, lo cual supone un revés militar importante para Haftar, que ejerce su poder en el este de Libia y se ve privado ahora del acceso a la costa oeste del país.

Desde que concluyó esta operación militar, sobre la capital libia han caído decenas de cohetes y proyectiles, sobre todo en la zona del aeropuerto de Mitiga, en la zona este, donde hubo varias casas dañadas.

El último balance de los servicios de seguridad hablaba de un herido el lunes por la noche.

Las fuerzas del GNA, ejecutivo con sede en Trípoli y reconocido por la ONU, acusaron a los grupos afines a Haftar de querer "vengar" la pérdida de las ciudades del oeste bombardeando la capital.

Libia, sumida en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, está desgarrada por una lucha de poder entre Haftar y el GNA.

El conflicto se ha exacerbado en los últimos meses debido a la injerencia armada extranjera, concretamente por el apoyo de los Emiratos Árabes Unidos a Haftar y el respaldo que Turquía brinda al GNA.