El empresario Federico Figueroa, a quien el gobernador de Morelos, Graco Ramírez acusó de ser un líder del grupo delictivo Guerreros Unidos, declara en calidad de testigo en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la Procuraduría General de la Republica (PGR).

El hermano del fallecido compositor Joan Sebastian, llegó a las instalaciones de la SEIDO debido a un citatorio que le fue girado para que declare en torno su presunto vínculo con el grupo criminal.

Funcionarios del gobierno federal informaron que el empresario ingresó a las instalaciones de la Subprocuraduría a las 6:45 de la tarde; en atención al mandamiento judicial que se le envió para que se presentara en calidad de testigo.

Hasta el momento, la PGR no tiene ninguna acusación formal contra Federico Figueroa, pero dichas fuentes indicaron que el agente del Ministerio Público tomará declaraciones respecto a las mantas que han aparecido en las últimas semanas en puentes y en otros puntos de Morelos en las que se hace referencia a su persona y se le acusa de ser líder del grupo criminal.

Puntualizaron que la diligencia también tiene que ver con los señalamientos que realizó en su contra Graco Ramírez.

Con información de Milenio