La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la delegación en Nuevo León, decomsió un cargamento de mariguana, con un peso aproximado de dos toneladas, 390 kilogramos, así como un inmueble que servía de resguardo del enervante en el municipio de Allende.

La dependencia federal indicó que esta acción se realizó en cumplimiento a una orden de cateo, otorgada por el Juez Sexto Federal Penal Especializado en Cateos, Arraigos e Intervención de Comunicaciones con Competencia en toda la República y con residencia en la Ciudad de México.

La diligencia se llevó a cabo el pasado 26 de febrero en el inmueble ubicado en el centro del municipio de Allende, de la zona citrícola de Nuevo León, dijo en un comunicado difundido hoy.

Añadió que en ese lugar, el agente del Ministerio Público de la Federación, con apoyo de integrantes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), logró decomisar 197 paquetes de diferentes tamaños con la droga.

La mariguana y el inmueble quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la delegación de la PGR en Nuevo León, quien inició la indagatoria por delito contra la salud contra quien o quienes resulten responsables.