México, (Notimex).- La disminución en la producción de estrógenos que experimentan las mujeres en el periodo de la madurez a la vejez conocido como climaterio, aumenta la posibilidad de que padezcan múltiples enfermedades, entre las que sobresalen las cardiacas y la osteoporosis.

Al ser el estrógeno una hormona muy importante para el organismo femenino pues le ayuda a cumplir diversas y significativas funciones, su reducción genera también sofocos, sudoración, resequedad vaginal, insomnio, irritabilidad y cambios de humor, entre otros síntomas, indicó Cuauhtémoc Celis, presidente de la Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología (Femecog).

En tanto Imelda Hernández, especialista en ginecología endócrina y menopausia, añadió que además de elevar el riesgo de males cardiovasculares y osteoporosis, ese déficit puede complicar padecimientos crónicos ya existentes.

La especialista indicó que de acuerdo con la Secretaría de Salud (SSA) en México cada año fallecen más de 34 mil mujeres por enfermedades del corazón y una de cada tres de más de 50 años tendrá al menos una fractura osteoporótica.

Frente a ese panorama los expertos las instaron a acudir oportunamente al médico para ayudar a prevenir padecimientos y recibir el tratamiento adecuado, en caso de ser necesario, para así tener “la oportunidad de disfrutar y sentirse plenas durante esta etapa tan importante de la vida”.

De igual forma la terapia hormonal estrogénica puede ayudar a aliviar los síntomas y protegerlas contra las enfermedades propias de ese tiempo de transición que se presenta entre los 35 y 65 años de edad.