México.- Rudy, un migrante guatemalteco fue degollado la mañana del sábado en Ocuituco, Morelos.  Abrazado al cadáver de su padre fue hallado Cristhian, a quien también intentaron asesinar.

Fuentes policíacas informaron que el niño es atendido en un hospital de la región oriente de Morelos luego de ser encontrado tirado y herido del cuello junto al cadáver de su padre.

El menor y su papá, así como dos de sus familiares, pretendían llegar a Estados Unidos, pero fueron abandonados por traficantes de personas en Veracruz y levantados ahí por un grupo del crimen organizado.

La mañana del sábado, alrededor de las 08:53 horas, padre e hijo fueron encontrados tirados en la carretera que va de la comunidad Cruz de Lima a Yecapixtla, cerca de la presa Puente Negro perteneciente al municipio de Ocuituco, en la zona conocida como Altos de Morelos.

La policía encontró muerto a un hombre adulto identificado Rudy, quien vestía pantalón de mezclilla de color azul, playera morada, cinturón café, gorra, chamarra y zapatos negros. El hombre murió tras ser degollado.

Abrazado al cadáver fue hallado el menor identificado como Cristhian, de 10 años de edad, quien tenía una lesión en el cuello.

Fue el pasado 28 de mayo cuando Rudy y sus familiares salieron de Guatemala rumbo a Estados Unidos.

Viajaron en compañía de Byron, de 17 años y Cristhian, de 10.

Se sabe que contrataron los servicios de un coyote que les prometió cruzarlos vía terrestre por México, sin embargo, a los 15 días los dejó abandonados a su suerte en Veracruz.

Posteriormente los cuatro fueron secuestrados por un grupo criminal, quien exigió a sus familiares dinero a cambio de dejarlos en libertad.

Sin embargo, dos de los cuatro hombres lograron escapar, pero Cristhian y su padre no.