Helicópteros del régimen sirio lanzaron hoy un ataque con barriles explosivos contra una estación de autobuses en Alepo, la mayor ciudad del norte de Siria, dejando al menos 20 muertos y unos 30 heridos, reportaron activistas sirios.

La mayoría de las víctimas mortales quedaron carbonizados por el ataque aéreo, que también ocasionó numerosos daños materiales, precisó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que teme que la cifra de fallecidos aumente debido a la gravedad de muchos de los heridos.

El ataque con barriles explosivos tuvo lugar sobre una estación de autobuses en el barrio de Yisr al Hach, en Alepo, indicó el OSDH, con sede en Londres pero que cuenta con una amplia red de activistas y médicos en Siria.

Los rebeldes sirios divulgaron videos en YouTube que muestran llamas y columnas de humo emergiendo de minibuses y otros vehículos, mientras los bomberos luchar por extinguir el fuego y voluntarios ayudan a los lesionados.

Un bombardeo similar se registró en la zona de Al Shaqif, en Alepo, sin que por el momento se conozca si hay muertos o heridos, mientras aviones sirios atacaron la localidad de Shuilij, en la periferia este de Alepo, también sin dejar víctimas.

Alepo fue escenario de una gran ofensiva de los rebeldes a finales de julio de 2012 y de otras operaciones posteriores, lo que les permitió dominar amplias áreas de la ciudad, aunque no lograron hacerse con su control total.

Desde entonces, Alepo está cortada en dos, pues el este se encuentra bajo control de los insurgentes y el oeste en manos de las fuerzas gubernamentales. (Notimex)