Cinco personas fueron asesinadas entre la noche del martes y la madrugada de este miércoles en diversos ataques en los municipios de Acapulco, Chilpancingo, Iguala y Coyuca de Benítez.

El primer hecho fue reportado a agentes ministeriales del sector Coloso de Acapulco, a las nueve y media de la noche, cuando una llamada anónima refirió a una mujer sin vida afuera de su casa en la colonia del PRI.

La víctima fue asesinada balazos cuando su esposo se encontraba trabajando, y fue identificada como Erika García de 26 años de edad. El cuerpo fue reclamado por su familia.

Media hora después, en Coyuca de Benítez, hombres armados atacaron a un hombre a la altura de la comunidad de El Cochero, cuando la víctima viajaba en su coche sobre la carretera Acapulco-Zihuatanejo.

Lo rafaguearon con metralletas AK-47 y el auto terminó cayendo por un barranco de tres metros de altura.

Casi en ese momento, pero en Chilpancingo, un taxista murió de un paro respiratorio tras haber sido asaltado cuando viajaba en su vehículo sobre la calle Morelos de la colonia Ignacio Manuel Altamirano.

En Iguala, por la noche, un ataque armado a un bar dejó a dos hombres muertos y otros dos heridos. Las víctimas, originarias de Cocula, fueron atacadas cuando se encontraban conviviendo en la cantina.

Además, esta mañana murió Víctor Ramos, de 59 años, uno de los dos taxistas baleados la semana pasada en un sitio de taxis de la avenida Costera.