Chilpancingo, Guerrero.- La alcaldesa perredista de Tixtla, Erika Alcaraz Sosa, dio a conocer que le fueron embargadas sus propiedades y cuentas bancarias.

A través de redes sociales informó del embargo la tarde de ayer sin que precisara las causas.

Se conoce extraoficialmente que el embargo está relacionado con laudos laborales que no fueron cubiertos durante la administración pasada del también perredista Hossein Nabor Guillén.

“Te mando saludos desgraciado, nunca he declarado en tu contra, he dejado en manos de Dios y tuya la responsabilidad. Hoy que me veo en la calle, por tu desgraciada irresponsabilidad como presidente, embargaron mi casa, mis autos, mis cuentas bancarias, patrimonio de mis hijos, que día a día se parten la madre dando un promedio de 9.8 para mantener su beca. Hoy estoy pagando por tus pendejadas,” escribió la tarde de ayer.

En un segundo mensaje este jueves, la alcaldesa se disculpó por el tono de su publicación y dijo que el tema estaba en manos de los abogados y confió en que se resuelva el tema.

"Ayer me sentía muy ofuscada, hablo por mí mi coraje e impotencia, pido una disculpa por mis palabras, sin embargo, ya lo escribí, ya lo leyeron, ya no puedo hacer nada al respecto", justificó.

La alcaldesa dijo que no suelo expresarse de esa manera "y menos ventilar asuntos que no debo".

Sostuvo que no podría dar declaraciones y serían las instancias legales "que den cause a toda la situación irregular que sostiene el H. ayuntamiento".

Se conoció de manera extraoficial que las sentencias de laudos laborales no fueron pagadas durante la administración pasada de Hossein Nabor Guillén.

Aunque tampoco correspondían a demandas generadas durante su administración y se arrastran desde gobiernos anteriores.

Vía telefónica se trató de consultar a la alcaldesa, pero no atendió las llamadas.