Chilpancingo, Guerrero.- La pasada administración que encabezó el priista, Mario Moreno Arcos dejó  concluido en un 90 por ciento el proyecto del basurero intermunicipal en Chilpancingo, capital del estado de Guerrero.

En conferencia de prensa en las instalaciones de la Sección 17 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), el líder de la Organización Levantemos Chilpancingo, Francisco Osorio dijo que ese municipio enfrenta una situación de “emergencia sanitaria” y de salud pública por la proliferación de basura tirada en la calle.

“Nosotros dejamos en un 95 por ciento el sitio, faltaban algunos detalles un recurso que iba a ejercerse por parte de Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales) pero que por un problema del tipo de telecomunicaciones ya no se hizo”, defendió Osorio, quien fue suplente del ex presidente municipal Mario Moreno, y coordinador del gabinete de la pasada administración.

El también priista, criticó la estrategia del actual gobierno de Marco Antoinio Leyva, emanado de las filas del PRI, por la colocación de botes de basura en distintos puntos de la ciudad, pues generarán mayor proliferación de tiraderos, y problemas de residuos.

Francisco Osorio sostuvo que en cuatro ocasiones han solicitado audiencia con el alcalde de Chilpancingo, pero que el edil no les ha dado respuesta de las solicitudes.

Hace aproximadamente un mes el tiradero a cielo abierto del municipio llegó al límite de su capacidad para recibir residuos sólidos.

De acuerdo con datos de la Dirección de Servicios Públicos municipales, Chilpancingo produce alrededor de 300 toneladas diarias de basura de las cuáles unas 100 eran recolectadas antes de que la capacidad del tiradero a cielo abierto llegara a su límite.

El tema del manejo de los residuos de Chilpancingo ha generado una confrontación política entre el alcalde perredista de Tixtla, Hussein Nabor quien se opone a que se instale el basurero intermunicipal en su municipio; y el alcalde Marco Antonio Leyva.

Mientras tanto en Chilpancingo el servicio de limpia no logra recolectar más de 3 toneladas de basura diariamente, lo que ha generado que se incrementen los puntos negros en varias colonias de la ciudad.