Una nueva ola de violencia dejó al menos cinco asesinatos entre la noche del viernes y la mañana de este sábado; la mayoría de los crímenes – que incluyeron ejecuciones, desmembrados y hasta el asesinato de una jovencita por su novio – se cometieron en Acapulco.

La ola de violencia arrancó en la colonia Francisco Villa; cuando un reporte de la Policía Ministerial – recibido a las siete de la tarde – dio cuenta de un asesinato frente al portón de una vivienda entre las calles Maclovio Herrera y Felipe Ángeles.

Según el informe, hombres dispararon varias veces contra su víctima – de alrededor de 35 años de edad – a quien no se identificó.

Luego, en la colonia Morelos de Acapulco, sobre la calle Leona Vicario, agentes respondieron a una llamada anónima que advirtió de un hombre desmembrado.

La policía y soldados llegaron al lugar, y confirmaron el hallazgo; el cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo).

Mientras que en Chilpancingo, capital de Guerrero, un joven de 24 años fue asesinado a las tres de la madrugada dentro de una tienda Oxxo.

Arribó al negocio en un Volkswagen Jetta color gris y, ya dentro, un sujeto le disparo. Su cuerpo fue llevado a la Semefo una vez que agentes policiacos llegaron al lugar.

Ya por la mañana, se informó del asesinato de una joven de 20 años – identificada como Liliana – a quien su novio la decapitó y la metió en un tambo que después abandonó sobre la avenida Ruiz Cortines de Acapulco.

Según un reporte de la Gendarmería, agentes de esta corporación siguieron el rastro de sangre hasta la casa de Dilan Sánchez Álvarez, quien admitió la culpa y agregó que su intención era hacer pasar el asesinato como un crimen de la delincuencia organizada.

Luego, en la zona conocida como La Puñada, en la colonia Valle de las Flores, por Pie de la Cuesta, se reportó el hallazgo de un hombre muerto a balazos, con uno de los impactos en la cabeza.

La víctima fue encontrada por agentes a las ocho y media de la mañana, cerca de un jardín de niños, y se le identifico como Porfirio Hidalgo Molina, de 44 años.

Por si fuera poco, una mujer – que según el reporte de la policía municipal, está embarazada – fue golpeada hasta quedar inconsciente sobre la calle Roca Sola, de la avenida Costera Vieja. La tuvieron que trasladar a un hospital una vez que fue hallada, a la diez de la mañana.

Cabe mencionar que el viernes, entre las siete y las nueve de la mañana, ocurrieron tres asesinatos. Además de que tres personas fueron heridas y un hombre más fue asesinado a lo largo de la tarde, tan sólo en Acapulco.

El jueves, autoridades de los tres niveles de gobierno anunciaron un operativo de seguridad con más de 12 mil agentes para el estado – a fin de resguardar los destinos durante Semana Santa -.

De estos, cuatro mil 500 fueron desplegados en Acapulco.