Ciudad de México.-Guillermo del Toro, realizador de "El Laberinto del Fauno" y ganador del Oscar por "La Forma del Agua", urgió la tarde de este martes a diputados a aprovechar la pandemia y que los cines están cerrados, para legislar protegiendo al cine mexicano.

El tapatío recordó que desde la firma del Tratado de Libre Comercio en 1993, no se protegió al área cultural y cinematográfica como en otros países en relación al tiempo en pantalla.

Actualmente el cine nacional sólo tiene derecho a un 10 por ciento en salas y, en la distribución del peso en taquilla, menos de 20 centavos se quedan con los productores.

"Los cines están cerrados en este momento y podemos replantear, de manera congruente, la repartición del peso en taquilla; no sabemos si la taquilla se va a recuperar o no, si va a regresar la gente al cine pronto, pero se puede legislar para el futuro", señaló.

Del Toro participó esta tarde en una sesión de parlamento abierto con diputados y miembros de la comunidad cinematográfica para hablar sobre el Fidecine, fondo responsable de apoyar producción de películas de índole comercial.

Desde el mes pasado, fue de los primeros en alzar la mano para frenar la desaparición del fondo como estaba en una iniciativa presentada por integrantes del partido Morena.

"No es que pare la producción de cine que se ve en salas (si desaparece el Fondo), es que el cine que tiene un aliento más alternativo, contestatario, fuerte, que más da la voz a quienes no la tiene, ese cine es el que peligra; que protejamos a la voz que no vengan de un esquema industrial, exclusivamente", destacó Del Toro.

En términos similares se pronunció Gael García Bernal, actor de "Amores Perros" y director de "Chicuarotes", quien pidió idear mecanismos para hacer autosustentable al medio.

"Es un momento para adoptar nuevas formas que nos ayuden a que el cine crezca mucho más, queda claro de que no estamos buscando más dinero en si, no estamos tratando de encontrar eso, sino que sea el objetivo principal que el gobierno de más de su parte para apoyar y gestionar la competencia de la industria.

"Desde que comencé a hacer películas ha habido un clamor principal que es la repartición del dinero en taquilla, es muy pequeña y no está regulada cuando en otros paises lo está", expresó el charolastra.

Mario Delgado, coordinador de grupo parlamentario Morena y quien había metido la iniciativa para desaparecer Fidecine, reiteró que el fondo no desaparecerá y aseguró que se impulsará lo necesario para proteger al cine nacional.

"Que la coyuntura sea el punto de partida para ver cómo mejoramos el apoyo a la industria, nos vamos a comprometer a retomar los trabajos y mejorar la Ley Federal de Cinematografía", subrayó.

Representantes del PRI, PAN. PRD, Movimiento Ciudadano, PVEM, PES y del Partido del Trabajo respaldaron también el apoyo a la industria de cine mexicano.

En el encuentro, moderado por Sergio Mayer, presidente la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara Baja, estuvieron entre otros María Novaro, directora del Imcine; Mónica Lozano, presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, los cineastas Natalia Beristáin, Jorge Ramírez Suárez, Nicolás Celis y José Antonio Cordero, así como Fernando de Fuentes, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica.


Con información de El Informador