Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República (FGR) tiene certeza de que todos los delitos denunciados contra Emilio Lozoya no han prescrito, aseguró el fiscal Alejandro Gertz Manero, quien advirtió que si no hay reparación del daño, el ex director de Petróleos Mexicanos no gozará de un criterio de oportunidad.

Durante su participación en el seminario sobre violencia y paz que organizó el Colegio de México, Gertz respondió al político Agustín Basave, quien le preguntó sobre las versiones que señalan la prescripción de algunos delitos. Asimismo, lo cuestionó qué ilícitos podrían perseguirse todavía contra el ex presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete.

“Se ha hablado mucho de la prescripción de los delitos. Qué si los delitos electorales están prescriptos, y ahí si no te voy a dar los datos procesales con los que nosotros tenemos la certeza de que no hay prescripción porque sería un trabajo inútil y es más, sería ponerse en ridículo ponerse a defender un tema que sabemos que finalmente va a tener un problema de nulidad en el momento en que nosotros lo judicialicemos.

 

“Cada uno de los temas de imputación pasaron que se le hicieron a este individuo las pruebas de la prescripción porque si no, no me hubieran dado la orden de aprehensión (contra Lozoya). Y también pasaron la prueba en las Cortes españolas. Sobre este mismo punto, dijo, "el caso de la prescripción de los que hayan estado coludidos con él", no los daría "por razones evidentes y porque yo no les preparo la defensa a quienes son mis contrincantes, eso no lo hago nunca".

Gertz se refirió a las residencias aseguradas en la colonia Lomas de Bezares, en la Ciudad de México, y a la de Ixtapa Zihuatanejo, en Guerrero, la cual fue comprada por la esposa de Emilio Lozoya en un millón 900 mil dólares.

El fiscal también fue cuestionado sobre la autonomía de la dependencia que encabeza, debido a las declaraciones que realiza el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre algunos casos, que parece conocer muy a fondo. Gertz hizo alusiones a filtraciones que han existido en algunos asuntos, y aseveró que la FGR no ha presentado pruebas de casos al Presidente.

Comentó que si un órgano del Estado le dice algo al titular del Ejecutivo , él ésta en su derecho de poderlo usarlo, pero lo que “yo no puedo hacer es estar filtrando”.