México.- Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) cuenta con una denuncia en su contra ante la Fiscalía General de la República (FGR) que presentó el despacho Silvestre Advocats con sede en Andorra.

El organismo extranjero argumentó que el funcionario rindió declaraciones la semana pasada sobre una investigación en contra de Jordi Segarra, exconsultor del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Para el despacho de Andorra, Santiago Nieto violó el derecho de presunción de inocencia con el que cuenta Segarra, pues lo acusó de lavado de dinero.

Además, Silvestre Advocats explicó que, siendo un funcionario federal, está impidiendo que se aplique justicia, ya que sus declaraciones dieron a entender que Segarra sí cometió el delito por el que apenas se le está investigando.

El despacho argumentó que en el gobierno actual de México se abrió una ‘guerra jurídica’ en contra de su conciudadano Segarra por el hecho de haber participado como estratega político del PRI mientras era dirigente Enrique Ochoa.

La investigación que pesa contra el empresario de Andorra se conoció el pasado 7 de enero por una publicación del diario Reforma, que informó que la UIF estaba indagando depósitos irregulares en las cuentas de Segarra.

La UIF detectó al exconsultor del PRI por la investigación que lleva a cabo, en colaboración con la FGR, de los movimientos de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El organismo a cargo de Santiago Nieto encontró que Jordi Segarra recibió 36 millones de pesos por una trasferencia de Altos Hornos de México (Ahmsa) hacia su empresa ECCJS.

La UIF señaló que los ingresos de Segarra eran irregulares pues no había correspondencia con lo declarado ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La estrategia política que Segarra diseñó para el PRI fue de 2017, cuando se llevaron a cabo las elecciones para la gubernatura en el Estado de México, en las que el partido tuvo como candidato a Alfredo del Mazo, así como en Coahuila con Miguel Riquelme y en Nayarit con Manuel Cota.

En una conferencia de prensa posterior a la publicación, Santiago Nieto confirmó que existía la investigación y señaló que ya se había turnado a la FGR, además de que se bloquearon algunas cuentas de Segarra.