Ex trabajadores del extinto Partido Humanista de Guerrero, tomaron desde las siete y media de la mañana las instalaciones del Instituto Nacional  Electoral (INE), ubicadas en la calle Encino de la colonia Progreso en la capital, en demanda de que se liquiden conforme a la ley a los más de 15 trabajadores que laboraron en el partido político.

Por segunda ocasión en el año, los afectados cerraron las oficinas electorales de Chilpancingo debido a que no se ha resuelto su situación laboral, una vez que el partido no alcanzó el porcentaje mínimo para permanecer en la entidad.

Mediante pancartas, denunciaron al delegado del INE, David Alejandro Delgado Arroyo y al interventor designado para resolver las liquidaciones, Dionisio Ramos Cepeda quienes no han dado respuesta a la demanda laboral.

“Tenemos como protesta las demandas laborales de quienes participamos como empleados del partido, el pago de servicios como son teléfonos y otros más, y el pago a acreedores”, detalló Ismael Sánchez Muñoz, último coordinador del PH.

Agregó que han tenido que trasladarse a la Junta de Conciliación en la ciudad de México con el fin de resolver los laudos pero hasta el momento las reuniones no han tenido éxito.

“Por esta razón hemos tenido que venir a bloquear las entradas para que nos atiendan y resuelvan la situación. Arroyo ya nos habló y dicen que vendría a atender, pero no vamos a quitarnos hasta verlo”, sentenció.

De igual manera, hizo responsable al delegado del INE en Guerrero de cualquier acción en contra de los manifestantes ya que en el último bloqueo en el mes de enero fueron amenazados con ser desalojados por la fuerza pública.

“Hoy denunciamos públicamente que si algo nos pasara, los responsables tienen nombres”, sentenció.

Finalmente calificó de “ineptos e irresponsables” tanto al delegado del INE como al interventor externo que lleva el caso.

El día de mañana prevén realizar la misma acción de no tener ninguna respuesta favorable por parte de las autoridades del Instituto Nacional Electoral.