México, Notimex.-La líder de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, dijo hoy que "es hora" de actuar en defensa de la Constitución y votar contra la declaratoria de emergencia nacional del presidente Donald Trump para construir un muro en la frontera sur.

"Es hora de que la cámara actúe con la promesa que todos juramos, de proteger y defender la Constitución", dijo Pelosi en su cuenta de Twitter, donde calificó la declaración de emergencia del presidente Trump de "falsa" con la etiqueta #FakeEmergency.

"El esfuerzo por poner fin a la falsa emergencia no se trata de partidismo, sino de patriotismo. Cada miembro del Congreso jura proteger y defender la Constitución. No debemos abandonar esa responsabilidad ahora", dijo la líder demócrata en sus mensajes.

"El martes, la Cámara de Representantes votará la iniciativa de Joaquin Castro para defender la separación de poderes que siguió a la decisión de Donald Trump de ignorar los límites de la ley con su declaración de emergencia", añadió Pelosi.

La resolución que se votará este martes fue presentada el viernes pasado por el representante demócrata de Texas, Joaquín Castro. La propuesta de los demócratas aspira a frenar el decreto del 15 de febrero con el que Trump busca desviar fondos de otras agencias federales para construir un muro fronterizo con México, saltando la potestad del Congreso de asignar fondos, y que ya había descartado la petición del mandatario.

Pelosi dijo el viernes pasado que la declaración de emergencia es "un acto ilegal" que "violenta nuestra Constitución y nuestra democracia. No tenemos una monarquía; tenemos una separación de poderes en nuestro país".

Castro aseguró el viernes que hay más de "225 copatrocinadores en el proyecto de ley", que incluye a un republicano, Justin Amash, de Michigan, aunque continúan buscando más apoyos, sin que haya garantía de que más republicanos vayan a avalar la iniciativa demócrata, aun entre los críticos de la emergencia.

Debido a la mayoría demócrata en la Cámara Baja, se espera que la resolución sea aprobada con facilidad, pero por su naturaleza deberá ser sometida a votación obligatoria en el Senado, aunque el líder de la mayoría esté en contra.

El Senado, controlado por los republicanos que tienen una ventaja de 53 escaños contra 47, está forzado a discutir en el pleno y someter la resolución a votación, que se aprobaría por mayoría simple.

El liderazgo demócrata del Senado ha intentado garantizar por lo menos cuatro votos republicanos para aprobar el texto, pero hasta ahora la única senadora republicana que ha manifestado que podría votar con los demócratas es Susan Collins, de Maine.

Aunque los demócratas aprueben la resolución en la Cámara y logren los votos necesarios en el Senado, la legislación deberá pasar por el escritorio del presidente Trump, quien ya anticipó que lo vetaría. Si el Congreso a su vez quisiera anular el veto de Trump, debería contar con los dos tercios de las dos cámaras, algo que analistas descartan, y la batalla seguiría en las cortes, a lo que el presidente también ya anticipó que peleará y "ganará".

En paralelo con el recurso legislativo, casi una veintena de estados y varios grupos defensores de la Constitución han demandado ante la justicia al gobierno de Trump para bloquear la declaración de emergencia y, eventualmente, los demócratas podrían unirse a una demanda judicial o iniciar una propia.