Guerrero.- Guadalupe Pérez Beltrán, esposa del fallecido bombero Miguel Ángel Nava Escobar, presentó una queja en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG) en contra del director del Cuerpo de Bomberos, Humberto Alarcón Alarcón, por supuesta conducta negligente en la muerte del elemento.

La viuda, acompañada por el dirigente del Colectivo de Organizaciones Sociales, Estudiantiles y Sindicales, Nicolás Chávez Adame, presentó la querella este mediodía y fue recibida por el presidente de la CDHEG, Ramón Navarrete Magdaleno.

En conferencia de prensa en las instalaciones del organismo, ubicado a un costado de la avenida Juárez, en esta ciudad, la esposa de Miguel Ángel dijo que, de acuerdo con testigos, Alarcón Alarcón no brindó atención inmediata al también ex futbolista, aun cuando presuntamente estaba con vida tras caer del árbol que podaba en la colonia Haciendita, el día 29 de julio.

"Los hechos, como dicen las autoridades que ocurrieron, no fueron así: al reconocer el cuerpo de mi esposo, lo encuentro sin playera, y al investigar con los vecinos de la colonia, me muestran fotografías donde mi esposo aparece con uniforme. Entonces, desde un principio me comentan que el director Humberto es quien le quita el uniforme a mi esposo, ¿con qué fines? No lo sé la verdad", preguntó.

Continuó cuestionando: ¿Por qué desde un principio están haciendo las cosas mal?, están actuando contra él, ¿para qué? No sé la verdad con qué fines legales lo estén haciendo".

Durante el homenaje póstumo realizado el viernes pasado, el dirigente de la sección 14 del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo, Domingo Salgado Martínez acusó que Miguel Ángel desempeñó su labor en precarias condiciones, puesto que al estar podando el árbol estaba sostenido con una sola cuerda.

Pérez Beltrán dijo que las primeras investigaciones del Ministerio Público coinciden con su hipótesis, de que pudo haber una conducta negligente en el caso de su esposo de parte del director del Cuerpo de Bomberos.

También denunció que el alcalde Antonio Gaspar Beltrán sigue sin pagarle el seguro de vida ni la segunda quincena de julio, pese a que se comprometió hacerlo luego de la reunión que sostuvieron, el pasado martes 4 de agosto.