Guerrero.- Vecinos del Fraccionamiento Cumbres Residencial Chilpancingo denunciaron haber recibido casas y departamentos mal cimentados y construidos con materiales de mala calidad.

En conferencia de prensa, culparon al personal del Fondo de Vivienda del ISSSTE (FOVISSSTE) y del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) por una presunta complicidad en la aprobación de los créditos.

Los inconformes llamaron a la población a reflexionar, si sus intenciones son la de adquirir una casa o departamento en el fraccionamiento, argumentando el fraude de las dos empresas constructoras.

Señalaron que quien administra el fraccionamiento les prometió que habría agua potable por gravedad con regularidad, sin embargo, los vecinos adquieren agua por pipa.

De acuerdo con versiones, estas dos constructoras denunciadas serían las mismas que se encuentran trabajando en la construcción del fraccionamiento Virreyes, ubicado al sur de la ciudad.

Entre las irregularidades denunciadas, se encuentra el de ingreso de agua a los departamentos y casas, grietas en muros, desprendimiento de losetas, y problemas en los cimientos del fraccionamiento.

Los colonos, incluso solicitaron la intervención de la Secretaría de Protección Civil para descartar posibles riesgos en el asentamiento, dado que aseguraron que hay temor que toda la construcción pueda venirse abajo.

Indicaron que los departamentos, pueden alcanzar hasta los seis pisos, lo que acrecienta el riesgo para los que ahí habitan. Los vecinos suman más de un año habitando esa zona.