Morelos.- En el sexenio pasado se destinaron siete mil millones de pesos a la reconstrucción de las zonas dañadas por el terremoto en Morelos, sin embargo, no todos los recursos llegaron a los damnificados, acusó el alcalde de Jojutla, Juan Ángel Flores Bustamente, por lo que pidió que las actuales autoridades indaguen si hubo desvíos.

“Supuestamente se había invertido alrededor, en total en el estado, siete mil millones de pesos, y Jojutla representa más del 50 por ciento de las casas destruidas en el estado, si habláramos de eso hablaríamos de mil 500 millones de pesos y solamente pensando que a las casas damnificadas, que fueron 2 mil 900 se les hubiera otorgada no 120 mil, sino 240 mil pesos, que hubiera alcanzado por lo menos para dejar una casa un poco más estable, hubiera representado 340 millones de pesos, cosa que nunca llegó.

“Entonces realmente estamos hablando de un déficit muy alto de un ingreso económico que no sabemos en donde quedó y que le correspondería al gobierno federal y al gobierno estatal en funciones investigar a dónde fue a parar todo ese dinero que no llegó a manos de los jojutlenses”, expresó el edil.

Actualmente, agregó, alrededor de 200 familias todavía viven en carpas donadas o en casas prestadas y rentadas. Esas familias no han recibido apoyo de las autoridades.

Otras 900 casas tienen un avance en su reconstrucción de entre 40 y 60 por ciento y 20 por ciento de las viviendas dañadas están por concluirse en su reconstrucción.

El alcalde espera que antes de que concluya su administración el 100 por ciento de las viviendas y negocios dañados estén reconstruidos.

“Ya hace una semana tuvimos una reunión general con los damnificados y la Comisión Nacional de Vivienda, fueron enviados por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ya esta semana se iniciaron los diagnósticos casa por casa para saber en qué situación va la reconstrucción de cada una de las familias y la idea que se tiene por parte de la Comisión Nacional de Vivienda es concluir en la etapa en la que estén los damnificados, es decir, si una casa tiene solamente los cimientos, pues se hará todo lo que hace falta para poderla dejar habitable, si a una casa le hacen falta ventanas, o le falta los últimos detalles, al final van a intervenir de esa forma”, dijo Flores Bustamante.