México.- La bancada de seis diputados del PAN en Yucatán, presentó una denuncia por el presunto desvío de 2 mil millones 203 mil pesos por cuotas retenidas y la venta de terrenos del Isstey, dependencia del gobierno del estado.

La bancada de diputados del PAN acudieron a llevar la denuncia contra los seis últimos exdirectores del Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado.

A las puertas de la Auditoría Superior del Estado, (ASEY), su coordinadora, Rosa Adriana Díaz Lizama, informó que esta denuncia se da como resultado de los problemas que actualmente atraviesa el Isstey y en el que los jubilados y pensionados han sido los principales afectados al descontarles una parte del dinero que se les entregaba mensualmente.

Días antes, aproximadamente 300 jubilados se manifestaron a las puertas de Palacio de Gobierno para exigir explicaciones sobre descuentos en sus depósitos mensuales de entre 800 y mil 500 pesos.

El gobierno de Mauricio Vila respondió, mediante un comunicado, que el daño al Isstey data de las administraciones anteriores de los priistas Ivonne Ortega Pacheco y Rolando Zapata Bello, además, que reiteró que la quiebra inminente podría ser en el año 2021.

Durante la sesión del pleno, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Felipe Cervera Pacheco,  sugirió a los diputados del PAN,  dejar de hacer acusaciones y  presentar las denuncias que consideraran pertinentes en el caso del Isstey.

Víctor Manuel Sánchez Álvarez; Clemente Escalante Alcocer; Nerio José Torres Arcila; Leonor Moguel Manzur; Ulises Carrillo Cabrera; Milagros Castro Alcocer; Gabriela Cáceres Vergara, todos exdirectores; además del exsecretario de Hacienda, Juan Ricalde Ramírez, el exsecretario de Administración y Finanzas, Alfredo Dájer Abimerhi y Fernando Fernández Vargas, el exdirector de Contabilidad de la SAF, son las personas contra las que se presentaron las denuncias.

Según explicaron, las causales son abuso de autoridad y uso indebido de los recursos públicos, toda vez que de tienen pruebas del desvío de los recursos y la venta de terrenos con fecha 3 de septiembre de 2018, días antes del inicio de administración del gobernador panista,  Mauricio Vila Dosal. De acuerdo con la información de los diputados, con la venta de estos terrenos se saldaron más de 2 mil millones de pesos, sin embargo, quedaron pendientes 173 millones de pesos más.

“Mediante el decreto 238/2014 publicado el 18 de septiembre, el Poder Ejecutivo acordó celebrar un fideicomiso público irrevocable traslativo de dominio, para comercializar el proyecto de Ucú y pagar el adeudo histórico que tenían diversas dependencias y entidades del Isstey”, explicó el diputado blanquiazul Manuel Díaz Suárez.