Vecinos del ejido de El Cayaco, quienes están siendo afectados por las obras del Macrotúnel, en Acapulco, denunciaron que las recientes declaraciones del secretario de gobierno de Guerrero, David Cienfuegos, son mentiras.

Además, reiteraron que han sido amenazados, y que se siguen realizando los desvíos de recursos que les corresponden por sus tierras. Asimismo, recordaron que un juez les concedió una suspensión, por lo que, dicen, nadie les puede obligar a permitir operaciones en el ejido.

En conferencia, Jenny Sánchez Rodríguez, apoderada legal de El Cayaco, acompañada de Crispin Castillo, ex presidente ejidal, Miguel Castillo, entre otros compañeros acusaron a David Cienfuegos de “engañar a la ciudadanía”.

 “Es de suma importancia que sepan que nosotros actuamos conforme a la ley y de acuerdo a la resolución del juez Octavo, mantenemos la suspensión de la obra y nadie puede obligarnos a permitir las operaciones en el ejido”.

Señaló que es triste y penoso que el funcionario estatal “no esté enterado de la situación legal” de la obra.

“El señor secretario ha declarado que el ejido está incurriendo en un delito al no permitir los trabajos de bombeo (de agua) en dicho túnel. Pues nosotros le queremos responder que nos da tristeza y pena que no esté enterado de la situación legal y jurídica respecto de este asunto”, lamentó Sánchez Rodríguez, en una conferencia de prensa en un restaurante de Acapulco.

Recordó que cuentan con una suspensión, y dijo:

“En su incidente el juez resuelve que se declara improcedente el incidente de modificación o revocación de la suspensión del plano que otorga al ejido de El Cayaco. ¿Qué quiere decir?, que nosotros seguimos con la suspensión, y que tampoco se puede modificar”.

Por ello, señaló que cuando miembros de Protección Civil acudieron a la zona de la obra donde pretendían realizar los trabajos de bombeo, ella les pidió que mostraran la orden del juez.

“Jamás dijimos que no se les daría permiso. Es mentira, una vez más el gobierno miente”, aseguró.

Explicó que los ejidatarios están en su derecho de suspender la obra por el adeudo de varios millones de pesos.

“Tenemos pruebas y estamos recolectando más, donde hay depósitos arriba de 20 millones de pesos a una sola persona que no está dentro del ejido. No representa nada, la desconocemos; no tenemos el gusto de conocerla”, señaló Jenny Sánchez.

Además, acusó que no existe ningún procedimiento del gobierno del estado para conocer a dónde fueron los fondos correspondientes al ejido de El Cayaco.

“A nosotros nos han robado, han pisoteado los derechos de los ejidatarios, y al secretario general de gobierno lo único que le interesa es una obra de 500 millones de pesos, pero no le interesa, a él, quién pague los daños ocasionados por la obra”, espetó.

“No estamos incurriendo en ningún delito. Hemos sido respetuosos de la ley, pero no podemos quedarnos con los brazos cruzados y dejar que nos quiten nuestro patrimonio, además de que David Cienfuegos dijo que tiene el poder para sacarnos con la fuerza pública, algo que no permitiremos porque somos campesinos, no bandidos”.

Asimismo, recordó que han recibido amenazas telefónicas, les han sido integradas averiguaciones previas; por ello, dijo, sólo confían en que se haga justicia con el apoyo del gobernador electo, Héctor Astudillo, o del presidente de la República, Enrique Peña Nieto pues, dijo:

“No confiamos en el gobierno de Rogelio Ortega, porque sabemos cómo se las gasta”.

Comentaron que llegarán hasta las últimas consecuencias para defender sus tierras y recibir el pago correspondiente y justo por utilizarlas para la construcción del Macrotúnel.