Trabajadores de base del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), tomaron las instalaciones de Chilpancingo en demanda a las irregularidades por parte del delegado José Vega Luna a quien acusan de haber realizado acciones arbitrarias.

Alrededor de las nueve de la mañana 50 trabajadores salieron de las oficinas, y colocaron carteles y una lona en la entrada principal para tomar el inmueble de manera simbólica.

Entre las demandas, informaron que el delegado ha presionado a los trabajadores con años de antigüedad para que firmen nombramientos de tres meses y luego del lapso cumplido sean despedidos.

"El señor José Vega llegó hace como un año y recientemente despidió a cinco compañeros que tenían alrededor de 10 años de antigüedad. Esto lo hizo gracias a los nombramientos que hizo firmar. Nosotros queremos que se respete el tiempo que tenemos los trabajadores de CONAFE y exigimos a las autoridades federales que tomen cartas en el asunto", manifestó David Mendoza, auxiliar operativo.

El manifestante aseguró que ha comenzado a dar plazas a personal de su “línea política” a pesar de ser trabajadores que no han cumplido ni una semana en el puesto.

Junto con el delegado, acusaron a la encargada de programas Natividad López Vega de estar asesorando al delegado para cometer las acciones en contra del grupo de trabajadores.

"Ya hay demandas laborales de los compañeros despedidos y por nuestra cuenta solo queremos que se nos respete el tiempo que hemos trabajado aquí y que las plazas no se entreguen de manera arbitraria".

El delegado de Conafe convocó a conferencia de prensa en las mismas instalaciones tomadas por los trabajadores lo que ha inconformado a los manifestantes que anuncian no retirarse del lugar.