Ante las evacuaciones provocadas el sábado por un conato de incendio en el interior del Hospital Regional Vicente Guerrero, en la ciudad de Acapulco, familiares de pacientes denunciaron que tras el incendio, provocado por una explosión ocurrida en el cuarto de rayos-x, no sólo tuvieron que evacuar ellos mismo a sus familiares enfermos sino que tuvieron que utilizar servicios privados para que los pacientes, algunos de gravedad, recibieran pronta atención médica, sin que los gastos fueran cubiertos por el instituto.

De acuerdo con Natividad Fajardo Aparicio, familiar de uno de los pacientes que tuvieron que ser evacuados del nosocomio, uno de sus parientes tuvo que meterse al hospital y sacar al enfermo, que había sido abandonado dentro.

De acuerdo a Fajardo Aparicio, su familiar se encuentra en estado de coma, por lo que, ante la falta de ambulancias suficientes para el traslado de los pacientes, solicitó los servicios de un hospital privado, donde le advirtieron que esos gastos tendrían que correr por su cuenta.

Aunque posteriormente la mujer tuvo que regresar a su paciente al Hospital Regional, ya que los gastos habían ascendido a 3 mil pesos, dijo sentirse molesta de que su familiar hubiese sido abandonado durante la emergencia y, además, no hubiese suficientes ambulancias para trasladarlo a un lugar donde se le pudiera dar la atención requerida.

Dice que no espera que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cubra los gastos que tuvo que desembolsar para que se atendiera a su enfermo, y lamentó que “los servicios que pagamos con nuestros impuestos” no hubiesen servido de nada. Redacción.