México.- El mortal brote del coronavirus 2019-nCoV ha cobrado la vida de 213 personas en China. Aunque este es el reporte oficial, se han planteado dudas sobre la verdadera cifra de muertos a causa de la enfermedad, también conocida como neumonía de Wuhan.

En ese sentido, se ha extendido la información de que las autoridades chinas han estado incinerando, en secreto, cuerpos de los infectados que perecieron ante el virus.

Initium, medio de noticias chino, entrevistó a personas que trabajan en los centros de cremación locales en Wuhan. Declararon que los cuerpos llegaban directamente desde los hospitales sin ser identificados adecuadamente ni agregados al registro oficial de fallecidos por la enfermedad.

Así lo comunicó William Yang, corresponsal de la cadena alemana Deutsche Welle en Asia Oriental, ha comunicado su desconfianza sobre los reportes del gobierno chino.

“Significa que hay pacientes que murieron por el virus pero que no se agregaron al registro oficial. Eso muestra que el actual número de muertes que estamos viendo (en ese entonces era 133) es demasiado bajo", señaló en Twitter.

“Por lo tanto, hay razones para permanecer escépticos sobre lo que China ha estado compartiendo con el mundo porque, si bien han sido más transparentes sobre ciertas cosas relacionadas con el virus, siguen siendo poco precisos y poco confiables en otros aspectos”, añadió.

Los reportes diarios de China en los últimos días dejan ver que decenas de personas mueren en distintas ciudades, sobre todo en la provincia de Hubei, que alberga a Wuhan, el epicentro del brote.

En declaraciones ante los periodistas, el jefe de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que China estaba tomando “medidas extraordinarias ante un desafío extraordinario”, en referencia al brote que ya ha infectado a 9776 personas en el mundo.