Guerrero.- La Comisión de Derechos Humanos en el Estado de Guerrero, junto con la Subsecretaría de Asuntos Políticos, pidieron a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria-Pueblos Fundadores (CRAC-PC-PF), que no se incorporen a niños a labores de guardias comunitarios.

En un comunicado, se informó que el titular de derechos humanos en el estado, el aguirrista Ramón Navarrete Magdaleno, y el subsecretario de asuntos políticos, Martín Maldonado del Moral, sostuvieron diálogos con consejeros de la CRAC para pedir el respeto a los derechos de los menores de edad.

Durante el fin de semana fue publicado un video en donde un grupo de 7 niños de la localidad de Rincón de Chautla, de entre 7 y 10 años, anuncian su incorporación a la CRAC para defender al pueblo del ataque del grupo delictivo de Los Ardillos.

Se tratan de niños sobrevivientes de ataques en Rincón de Chautla, quienes alertaron que "por cada policía comunitario que maten vamos por 10 sicarios", tema que ha causado reacción a nivel nacional.

"Se convino que el respeto a las tradiciones de los pueblos de ninguna manera justifica la incorporación de niños y niñas a las funciones de policía y, mucho menos, que se les induzca a participar en tareas que puedan implicar la violación de sus derechos humanos y otras acciones que pongan en riesgo su integridad física y emocional"

"Los habitantes solicitaron la intervención del gobierno estatal para favorecer la vinculación con las autoridades, por lo que la representación estatal ofreció en primera instancia fortalecer las oportunidades educativas, con el fin de garantizar los derechos humanos de la niñez y desalentar que sean involucrados en actividades ilícitas, llegando a acuerdos que fortalecen la relación de la comunidad con las instituciones", informaron las autoridades.

Finalmente se dio a conocer que actualmente la población cuenta con una base de operaciones mixtas que se ubica a 15 minutos de Rincón de Chautla, Chilapa, y se encarga del resguardo de localidades en esa zona de la entidad, que conecta a los municipios de Chilapa y José Joaquín de Herrera, en la Montaña baja.